La Dirección de Regulación de Productos de Interés Sanitario del Ministerio de Salud, alertó este jueves a la población en general para que no compre ni utilice los productos a base de clorito de sodio y dióxido de cloro que se están vendiendo en internet y otros medios de comunicación, como un supuesto tratamiento contra la enfermedad COVID-19.

Dato D+: Lea más detalles sobre este producto en Rolando Araya, el Clorito de sodio y la posición oficial de las autoridades de Salud

Según detalla la alerta sanitaria enviada esta mañana:

El Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Regulación de Productos de Interés Sanitario, alerta a la población en general, sobre la venta de productos, que se patrocinan en sitios de Internet y otros medios de comunicación, para combatir el COVID-19 o enfermedad por coronavirus, causada por el virus SARS-CoV-2, los cuales no son reconocidos como medicamentos por este Ministerio ni por ninguna agencia sanitaria internacional. Ente ellos se alertan sobre el uso del clorito de sodio y dióxido de cloro, los cuales no cuentan con registro sanitario que respalde su seguridad, calidad y eficacia para tratar o curar el COVID-19 ni ninguna otra enfermedad".

Según el Ministerio, los productos que han detectado se están comercializando con esta base, llevan los nombres de Miracle Mineral Solution o Master Mineral Solution (Solución Mineral Milagrosa o Solución Mineral Maestra), Miracle Mineral Supplement (Suplemento Mineral Milagroso), MMS, MMS Clorito de Sodio, Solución de dióxido de cloro, CDS, CDS Dióxido de Cloro pero ninguno de ellos tiene permitida su elaboración, importación, distribución y comercialización para uso medicinal o terapéutico en el país.

La autoridad sanitaria costarricense agregó que los productos que contienen clorito de sodio y dióxido de cloro son comercializados en frascos con una solución ya preparada de dióxido de cloro o como un kit que incluye un frasco que contiene clorito de sodio en agua destilada y un frasco activador que contiene ácido cítrico en solución, los cuales deben ser mezclados (para obtener dióxido de cloro) antes de beberlos; sin embargo, el Ministerio señaló enfáticamente que no existe evidencia científica que respalde el uso de estas sustancias contra el COVID-19 u otras enfermedades, tal y como se promociona actualmente.

Además, señalaron que estos productos no han sido evaluados ni aprobados por ninguna agencia a nivel nacional o internacional, mediante ensayos clínicos para su utilización como medicamentos. 

El farmacéutico de la Dirección de Salud, Daniel Quesada Alvarado, señaló que:

Su uso pone en grave riesgo a la salud de la población. El ingerir clorito de sodio o dióxido de cloro puede generar una grave irritación del sistema digestivo, generando náuseas, vómitos y diarreas, además de posibles complicaciones respiratorias y graves trastornos ematológicos, cardiovasculares y renales. Si está consumiendo esos productos, suspenda su uso de inmediato y además, denuncie al Ministerio de Salud a aquellas personas que están promoviendo el uso de estos productos".

Quesada basó esa declaración en las alertas que ha recibido la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, sobre eventos adversos graves en pacientes que han consumido dióxido de cloro; además, se utilizaron como referencia alertas emitidas por autoridades reguladoras de otras naciones como Canadá, España y Francia, así como de algunos países de Latinoamérica como Argentina, Brasil, Colombia y Chile.

El Ministerio de Salud recordó que la Ley General de Salud N° 5395 prohíbe la elaboración, el comercio y el uso de productos sin registro sanitario, por lo que, las personas naturales o jurídicas que importen, comercialicen, distribuyan o promuevan el uso del clorito de sodio o dióxido de cloro contra el COVID-19 u otras enfermedades, se expondrán a las medidas y sanciones.

Lea además: Fiscalía del Colegio de Médicos denuncia a Rolando Araya por promocionar cura falsa contra la COVID-19.

La población puede denunciar a aquellos establecimientos, empresas o personas que se sospeche estén comercializando o promoviendo estos productos como medicamento o tratamiento y cualquier otro producto que no cuente con registro sanitario. Para ello escribir al correo dac.denuncias@misalud.go.cr

En días recientes la viabilidad de estos productos como tratamiento médico frente a la COVID-19 fue descartada por los colegios profesionales de médicos, de químicos y de farmacéuticos, así como por las escuelas de Química de la UNA, la UCR y el TEC. En contra de su uso también se han pronunciado el ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, el presidente de la CCCS, Román Macaya Hayes, el Centro Nacional de Información de Medicamentos, la Asociación Costarricense de Infectología y el Centro Nacional de Control de Intoxicaciones.