Andrés Castrillo Hernández y Ximena Marín Chan – Estudiantes de la carrera de Ingeniería informática

“Live (Streaming) es como tener una cámara de televisión en el bolsillo. Cualquier persona con un teléfono ahora tiene el poder de transmitir a cualquier persona en el mundo” dijo el CEO de Facebook Mark Zuckerberg en 2016 (Greenberg, ). Para entender un poco más esta declaración, esta tecnología se define como ver un video en tiempo real (en vivo) a través de un flujo de datos sin descargar el contenido permanentemente. Este es el aspecto llamativo: que se puede ver algo desde un dispositivo móvil o computadora fácilmente. Lo que realmente no se consideró cuando Zuckerberg dijo esto es que cualquier cosa se puede transmitir en vivo y esto tiene mucho poder.

Entre las plataformas más famosas en donde se hacen live streams están Twitch, YouTube, Facebook e Instagram, con estadísticas que reportan alrededor de 15 millones de usuarios viendo transmisiones en vivo por día, esto solo para la plataforma propiedad de Amazon, Twitch.

En comparación, desde su lanzamiento en 2016, se reportó que en ese mismo año Facebook pagó más de $50 millones de dólares a celebridades y compañías para que utilizarán su servicio de Facebook Live. Otros live streaming de gran popularidad son los eventos deportivos en las plataformas de Amazon, entre otras que transmiten partidos, así como los e-sports. Por ejemplo, se registró alrededor de 3,6 millones de espectadores viendo la final del videojuego Counter-Strike a través de diferentes plataformas.

La parte poderosa de los livestreams, además de generar interacción entre celebridades y fans, y dar un lugar a eventos deportivos —entre otros acontecimientos masivos—, es que también puede ser utilizada para esparcir odio y temas controversiales. Entre las mayores tragedias en donde se utilizó esto para propagar imágenes desgarradoras, fue la masacre de Christchurch, en donde el tirador transmitió en vivo a través de Facebook Live los primeros 17 minutos de la tragedia en la que murieron 51 personas.

Otro caso más reciente aconteció el 10 de octubre del 2019 cuando una persona con motivaciones antisemitas hizo un livestream en Twitch mientras abría fuego en una sinagoga. La transmisión duró 30 minutos y fue vista en vivo por alrededor de 2 mil personas. Para terminar con los ejemplos, la plataforma de Twitch también se ha visto en controversia debido a su poco cuidado en detener transmisiones que contienen contenido pornográfico, el cual está prohibido en sus términos y condiciones de uso. Uno de los canales más seguidos de esta plataforma, Ninja, criticó a la empresa por haber transmitido contenido pornográfico mientras él estaba desconectado, ya que recientemente Ninja había firmado tanto Twitch como Microsoft Mixer, en donde su canal abandonado redirigir a los usuarios a otros streams populares de contenido similar al suyo.

En cuanto a la plataforma de Twitch, se sabe que los reportes de la comunidad son una base en su método de detección y el castigo por el infringimiento de los términos y de la comunidad es un baneo permanente de la plataforma. Además, desde que Amazon adquirió la plataforma se han cambiado ciertos términos de indumentaria y otros tipos de contenido pornográfico. La plataforma ahora prohíbe cualquier tipo de vestimenta que pueda promover la pornografía, incluyendo vestidos de baño, ropa interior o lencería y torsos desnudos (tanto de hombre como de mujer).

Debido a múltiples transmisiones violentas en diversas plataformas, Facebook, Twitch y otras plataformas están tomando medidas para reducir el uso negativo de esta herramienta. Guy Rosen, vicepresidente de Integridad de Facebook, a raíz de una retransmisión el atentado terrorista ocurrido en Nueva Zelanda, explicó en el blog de la firma que se ha reconocido la existencia de cierta “tensión entre los que preferirían un acceso ilimitado a nuestros servicios y la necesidad de imponer restricciones a fin de evitar que Facebook albergue peligros para las personas”, añadiendo que el objetivo principal es “minimizar el riesgo de que se cometan abusos en live, y al mismo tiempo permitir que todos los días se haga un uso positivo del servicio” (Cuesta, 2019). Facebook, además, ha invertido 7.5 millones de dólares en tecnología de análisis de imagen y video para aumentar su capacidad para descubrir contenido que figure en sus listas negras.

A pesar de los esfuerzos de las empresas por optimizar sus sistemas de detección y análisis de contenido, los usuarios siguen buscando formas de dar un uso negativo y violento a las herramientas de estas plataformas. Por esta razón, estas continúan invirtiendo en mejorar sus sistemas de detección tratando de reducir y perfeccionar lo más posible el filtrado de contenido inadecuado, violento o pornográfico en sus respectivas, para del mismo modo mejorar la seguridad de sus usuarios.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
  • Cuesta, A. (15 de mayo de 2019). Facebook impone nuevas restricciones a la funcionalidad de streaming Live. Recuperado de https://www.mobileworldlive.com/spanish/facebook-impone-nuevas-restricciones-a-la-funcionalidad-de-streaming-live/
  • Greenberg, J. (4 de junio de 2016). Zuckerberg Really Wants You to Stream Live Video on Facebook. Recuperado de https://www.wired.com/2016/04/facebook-really-really-wants-broadcast-watch-live-video/