Claudio González Con – Estudiante de la carrera de Economía

Las tasas de interés reflejan el precio del dinero y las expectativas sobre la economía. La afirmación de que el dinero tenga un precio puede sonar abstracta, sin embargo, es un factor crucial a la hora de evaluar las decisiones de los agentes económicos y su impacto sobre las disposiciones de inversión y consumo de un país. Una recesión en Estados Unidos puede traer consecuencias graves para el resto del mundo debido a la interconexión de los sistemas financieros y la dependencia del comercio internacional, entre otros factores. El comportamiento de la tasa de interés en la curva de rendimiento de los Bonos del Tesoro estadounidenses es un indicador importante para ajustar la política macroeconómica.

Para entender cómo la curva de rendimiento puede predecir una recesión, es necesario comprender por qué sus variables se comportan de una manera que alerta a las autoridades. La curva explica de manera gráfica las expectativas de los inversionistas sobre la economía estadounidense. El primer componente son los Bonos del Tesoro que pone en circulación el gobierno de Estados Unidos y son deuda que emite un país que puede ser comparada por un inversionista (Barria, 2018). Este tipo de instrumentos del mercado financiero se dividen en Certificados de Tesorería, los cuales tienen vencimientos a corto plazo, y Valores del Gobierno Estadounidense, que son instrumentos de deuda a largo plazo utilizados para financiar el déficit del gobierno central (Mishkin, 2014, p.34). El segundo componente son las tasas de interés, el precio del dinero. De acuerdo con la teoría económica, los agentes económicos demandan un mayor retorno por bonos de largo plazo por diferentes razones: preferencia por la liquidez de instrumentos a corto plazo, aversión al riesgo, expectativas inciertas sobre el futuro, entre otros (Bondarenko, 2015).

Entonces, ¿qué cambió en la curva de rendimiento para tener a economistas y analistas financieros preocupados? El miércoles 14 de agosto de 2019 la curva se invirtió, lo que provocó una señal de alarma ante una posible recesión por falta de confianza en la economía. Los inversionistas empiezan a demandar más productos de largo plazo por el miedo a una posible desaceleración económica y generan un aumento en el precio de bonos a largo plazo por el incremento de su demanda. Esto, a su vez, presiona las tasas de interés a la baja (el precio de los bonos y la tasa de interés tienen una relación inversa). Lo inverso ocurre en el mercado de bonos a corto plazo: la baja demanda de estos presiona las tasas de interés a valores cada vez mayores hasta que la pendiente de la curva se vuelve descendente. De acuerdo con el economista Campbell Harvey, este comportamiento invertido entre los rendimientos de bonos se ha presentado antes de las últimas recesiones (ver Figura 1) en Estados Unidos (Cox, 2019).

Figura 1. Diferencia entre los bonos del Tesoro de Estados Unidos de dos y diez años

Fuente: Obtenida de El Erian, 2019.

Las recesiones son una realidad del ciclo económico: solo porque una economía esté en crecimiento no quiere decir que una desaceleración en la producción y eventual recesión no puedan darse. Las decisiones son tomadas por individuos que no siempre actúan de manera racional y la especulación juega un papel crucial en los mercados financieros. Situaciones como la guerra comercial con China, el Brexit, preocupaciones por una desaceleración económica mundial, entre otros, generan incertidumbre, por lo que los inversionistas han empezado a demandar mayores Bonos del Tesoro a largo plazo ante un inminente impacto sobre la económica estadounidense.  El hecho de que la curva de rendimientos de Bonos del Tesoro de Estados Unidos haya tomado una pendiente negativa no quiere decir que una recesión ocurrirá el día de mañana; sin embargo, es un indicador sobre un posible escenario negativo en una de las principales economías del mundo.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

 

Referencias bibliográficas:
  • Barria, C. (29 de junio de 2018). Qué es la curva de yield o de rendimientos, la poderosa señal que podría anticipar la próxima recesión económica. British Broadcasting Company (BBC). Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-44632413
  • Bondarenko, P. (2015). Yield curve. Encyclopædia Britannica. Recuperado de https://www.britannica.com/topic/yield-curve
  • Cox, J. (8 de octubre de 2019). The father of the yield curve indicator says now is the time to prepare for a recession. CNBC. Recuperado de https://www.cnbc.com/2019/10/08/inverted-yield-curve-guru-campbell-harvey-prepare-for-recession.html
  • El Erian, M. (19 de agosto de 2019). Why the inverted yield curve panic was an overreaction. The National. Recuperado de https://www.thenational.ae/business/money/why-the-inverted-yield-curve-panic-was-an-overreaction-1.899875
  • Mishkin, F. C. (2014). Moneda, Banca y Mercados Financieros. (10 ed.). Ciudad de México: Pearson Educación.