1.

El nombramiento de Emilia Navas empieza a peligrar

— Nada ha traído más calma al campamento del Poder Judicial que el circo electoral. El interés de la opinión pública naturalmente ha sido consumido por la campaña y las votaciones, de modo tal que a lo interno de la Corte Suprema de Justicia algunas fichas que pasaron un cierre de año tenso han encontrado una ilusa sensación de paz.

— Digo ilusa porque pareciera que no aprendieron nada de El Cementazo. Las reglas del juego han cambiado: a la ciudadanía le importa, y mucho, lo que sucede en los tres poderes de la República. Recordemos que, con el agua al cuello, la Corte se comprometió públicamente a iniciar una serie de cambios para mejorar su funcionamiento tras un ejercicio de autocrítica que vio a diversos magistrados aceptando que el trabajo del Poder Judicial estaba dejando mucho que desear.

— Recordemos, además, que en medio de aquel momento desesperante que vio a varios magistrados con la lupa encima (no solo Celso Gamboa viv...