Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Soy parte de las empresarias profesionales en terapias alternativas y afines, llamémonos masajistas, esteticistas, cuidado de la piel, atención de los pies de las personas adultas, adultas mayores y pie diabético, así como la atención corporal de manera estética, técnicos en podología y otros.

Siempre hemos tenido los protocolos y cánones de asepsia muy altos, utilizando mascarilla, guantes, batas especiales, cambio de ropería después de la atención de cada cliente, desinfección profunda del área de trabajo por cuidado de nuestros clientes y de nosotras mismas. Aun así, hemos adicionado y cumplido con el riguroso protocolo exigido por el Ministerio de Salud, extremando la asepsia previa y posterior a la atención de cada cliente, lo cual redunda en cuidado de nosotras mismas.

Esto me lleva a preguntarme: ¿Si nuestras empresas cumplen con los protocolos establecidos por qué no podemos abrir si es prueba fehaciente de que no existe la posibilidad de contagio? ¿Y por qué los moteles sí pueden hacerlo?

Otro punto, más claro: los casos de COVID-19 día con día siguen apareciendo y nosotras no estamos trabajando ¿entonces? Probado, no somos parte del contagio de la enfermedad COVID-19.

Este sector puede decirse ha recibido “Tras cuernos palos”. La afectación en las ventas debido a la implementación del 13% IVA, esto porque estos servicios estuvieron libres de gravamen.

El trabajo ha sido tesonero de culturizar a los clientes haciéndoles entender de que esto es un mandato de las autoridades del Estado. Adicionalmente estamos en desventaja y discriminación debido a que otros profesionales de la rama médica que realizan una labor como la nuestra, solamente les aplican el 4% Impuesto al Valor Agregado retornable al cliente, si no cancela en efectivo.

Cuando ya llegábamos a un punto de leve mejoría… viene la situación de la pandemia. Y vuelta a disminuir las ventas. Y ahora con la declaratoria de cierre en las zonas naranja nos deja en total cierre de actividades, afectando así las fuentes de empleo nuestro, de los colaboradores y la cadena laboral que produce nuestro trabajo.

Por otra parte, mi empresa no está trabajando, pero igual debe cumplir con el pago de:

  • El impuesto de renta
  • A los contadores por las declaraciones aunque sean de 0,
  • De las cuotas mensuales a la Caja Costarricense del Seguro Social
  • De póliza de Riesgos del trabajo del INS
  • De los servicios públicos de agua, luz que se han incrementado aun cuando el consumo es menos que mínimo
  • Patente
  • El alquiler
  • Préstamos con instituciones bancarias para la compra de equipo que no se está utilizando y que aun sin uso se está depreciando...

Nuestra labora es parte de una alternativa y/o complemento de una salud preventiva, siendo un encadenamiento con otros servicios: atención en terapia física, atención médica especializada, venta de equipo, realización de exámenes médicos. compra-venta de implementos, salones de belleza, fundaciones para pacientes con cáncer o prevención de él, etc. Nosotras somos cadena de otros servicios por ende nos consideramos que la apertura debe darse en todos los ámbitos.

Por otro lado, el confinamiento ha hecho que las personas en este momento tengan un alto nivel de estrés que les lleva a otras situaciones en la salud. Lo que pudiéramos atenderles con servicios de:

  • Masajes Relajantes para el estrés.
  • Descontracturante para la tensión y contracturas en todo el cuerpo y especialmente en la zona del cuello y espalda, provocado por malas posturas, estrés, largas jornadas de trabajo como es el caso del teletrabajo que ahora están laborando más de las horas de horario que en muchas veces pueden llegar a 16.
  • Masajes para las personas con Fibromialgia. Cuyo objetivo principal es el alivio del dolor y otros síntomas asociados con la fibromialgia y ayudar al individuo afectado a enfrentar la afección de dolores musculares persistentes y en tejido fibroso.
  • Masajes Tailandés y Exprés con los cuales no tenemos contacto directo en la piel pues se realizan sobre ropa.
  • Drenaje Linfático Manual: Ayudando a depurar el organismo, mejorar el sistema linfático
  • Retenciones de líquidos en piernas por largas jornadas de trabajo en una misma posición.
  • Cuidado de la piel del rostro por el acné del estrés y brotes y otras afecciones provocadas por el uso de mascarilla o el calor de las caretas.

Otro punto importante de mi trabajo, ser ojos vigilantes de alguna necesidad de atención médica: el ABC de lunares, manchas sospechosas, problemas vasculares, recomendamos hacerse atender por un profesional médico quien le dará el seguimiento correspondiente.

La salud, dicen las autoridades, “es lo primero”. Indiscutiblemente así tiene que ser. Pero la salud no se circunscribe únicamente a atender a los enfermos con COVID-19. Igual lo es de manera preventiva en otras necesidades.

¿Por qué no nos dejan trabajar?

Si somos fuente de trabajo, y literalmente brazos que ayudan a sacar adelante a nuestro país. Queremos seguir siéndolo por eso pedimos se nos permitan ser parte de esa reactivación de Costa Rica.

Señor ministro de Salud, pronto viene el día de la Madre, y pensando en el Bienestar y la salud de ellas, qué oportuno sería el poderles ayudar con esa gran carga emocional, física y mental que requiere de nuestra ayuda. Muchas de ellas no sólo han estado realizando un teletrabajo, han estado con el cuido de su propia familia, quizá cuidar a un adulto mayor, a un paciente encamado, a hijos con discapacidad. Y que bien les haría recibir un cuidado personal, un masaje que les ayude a recuperar sus energías.

Nosotras somos parte de la solución a que nuestro país esté mejorado, por ello solicitamos vehementemente que se permita al pueblo a mejorar su salud y esto redundará en la mejoría de la economía

El cierre de mi negocio y otras empresas es afección de todas las formas a las personas y al país. Lo que afecta la economía, no hay recaudación de impuestos. No hay realización de programas, ni atención social a los más necesitados.

Podemos empezar con un horario restringido de 3 horas por la mañana, 3 horas por la tarde de lunes a viernes y un horario de 8 a 7 de la noche en sábados y domingos.

Comprendemos que el Ministerio de Salud es celoso del bien común y de algo tan preciado como es la vida humana, pero también consideramos que con las terapias alternativas y/o complementarias y otros servicios afines que tanto bien les hace de manera física, emocional, mental a quienes las reciben. Podemos serle de ayuda a la Caja Costarricense del Seguro Social, institución tan querida.