El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no se ha pronunciado este martes abiertamente sobre el resultado de las últimas elecciones en las que el candidato de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, ganó por un estrecho margen.

Sin embargo, el actual presidente brasileño ha dicho que cumplirá con la Constitución.

Tras más de 24 horas de silencio, Bolsonaro ha realizado un corto discurso, de cerca de dos minutos, agradeciendo el voto a los ciudadanos brasileños, sin nombrar su derrota, y hablando solo de "seguir la Constitución" en el marco del traspaso de poderes.

Bolsonaro, que ha generado expectación por llegar tarde, ha explicado también que los bloqueos de las carreteras están motivados "por la indignación" que han provocado los comicios, y ha dicho que son "manifestaciones pacíficas".

Tras la declaración del presidente, el ministro de la Casa Civil, Ciro Nogueira, ha llegado al estrado y ha anunciado que ha sido autorizado por Bolsonaro para liderar el traspaso de poderes a su sucesor, a quien ha llamado "presidente Lula", según ha recogido el diario 'O Globo'.