La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (conocida popularmente como la Sala IV), declaró con lugar un recurso de amparo para eliminar un subsidio que había aprobado en una convención colectiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) que daba un subsidio de alimentación a sus empleados.

La Sala consideró el incentivo establecido en el artículo 69 de la convención como desproporcionado. El acuerdo, ahora sin efecto, plateaba que en el periodo 2021-2024 Recope debía pagar el 50% del servicio de alimentación en sus sodas institucionales durante el primer año del acuerdo, y el 40% a partir del segundo año.

El recurso fue interpuesto el 6 de octubre de 2021 por el entonces diputado liberacionista, Gustavo Viales Villegas, quien compartió la decisión en sus redes sociales.

En la sentencia 2022023908, el diario La Nación dio a conocer que los magistrados concluyeron:

No resulta razonable que la empresa tenga que asumir un costo tan alto por los alimentos de sus trabajadores, cuando ello debería ser responsabilidad única y exclusiva del empleado, quien es el que debe tomar las previsiones necesarias para su alimentación durante las horas laborales, tal y como lo hace la mayoría de los trabajadores del país”.

Viales Villegas también buscó anular el artículo 68 de la convención que actualmente otorga un monto mensual para el cuido de hijos, en un centro infantil, de los trabajadores de Recope que ganen menos de ₡750.000 colones al mes.

Ese aporte es de ₡70.000 colones para familias monoparentales y de ₡50.000 mensuales para familias biparentales. La Sala IV declaró sin lugar esta acción interpuesta por el ex diputado.