Más de 500 civiles han muerto en Ucrania desde que Rusia dio inicio a su ofensiva militar, según un recuento que la propia Naciones Unidas estima que será "considerablemente mayor", en la medida en que tiene dificultades para verificar las informaciones que llegan de forma constante.

En concreto, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos tiene constancia de al menos 516 fallecidos, entre los que figuran al menos 37 niños. De los 908 civiles heridos, medio centenar han sido identificados como menores de edad.

La organización toma nota de los balances que ofrecen las autoridades ucranianas y que anticipan que la cifra de víctimas seguirá subiendo, en vista de los "intensos" combates que hay en algunas zonas y a los protocolos de verificación de datos que asume la ONU.

En este sentido, ha aludido a casos como Mariúpol, Izium o Volvonaja, donde podría haber "cientos de víctimas civiles" que aún no figuran en las estadísticas oficiales. El Gobierno ucraniano ha acusado este jueves a las fuerzas rusas de bombardear un hospital de maternidad en Mariúpol.

10 muertos y 16 heridos en ataques contra centros sanitarios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado este miércoles que al menos 10 personas han muerto y 16 han resultado heridas en 18 ataques en Ucrania contra centros sanitarios y ambulancias.

"Estos ataques privan a comunidades enteras de atención sanitaria", ha advertido el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa desde la sede del organismo sanitario internacional de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza).

Por ello, ha vuelto a pedir a Rusia que resuelva "esta crisis de forma pacífica" y que "permita el acceso seguro y sin trabas de la ayuda humanitaria a quienes la necesitan". "Una resolución pacífica es posible", ha insistido.

Según ha apuntado el director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, hasta "1.000 centros de salud de diferente tamaño están en primera línea de la guerra o a menos de 10 kilómetros". "Así que, en efecto, el sistema sanitario se está viendo envuelto en este conflicto", ha precisado.

De hecho, ha alertado de que "algunos hospitales están siendo abandonados por las autoridades ucranianas porque sencillamente no pueden funcionar y se intenta trasladar el equipo hospitalario y trasladar a los médicos y a las enfermeras".

"Esto se está convirtiendo en una respuesta sanitaria extremadamente compleja. Enviar suministros a los hospitales está muy bien, pero los hospitales necesitan energía. Necesitan agua limpia. Necesitan ingenieros para poder ayudar. Necesitan combustible", ha resaltado Ryan.

Igualmente, el experto de la OMS ha avisado de que las condiciones que se están produciendo con la guerra en Ucrania "son los peores ingredientes posibles para la amplificación y propagación de enfermedades infecciosas".

"No importa si es COVID-19, no importa si es polio, no importa si es sarampión... Pones a esa cantidad de gente desesperada, mujeres y niños hacinados, gente en sótanos, gente estresada, gente que no come, que no duerme... Estas son las condiciones en las que los sistemas inmunológicos son débiles, las defensas de la gente son bajas. Las enfermedades infecciosas pueden arrasar con las poblaciones de esta manera. Lo hemos visto y lo seguimos viendo", ha argumentado Ryan.

Tedros ha detallado que algunos de los problemas de salud que están observando en las más de 2 millones de personas refugiadas procedentes de Ucrania son "la hipotermia y la congelación, las enfermedades respiratorias, la falta de tratamiento para las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, y los problemas de salud mental".

Hasta ahora, la OMS ha entregado 81 toneladas métricas de suministros y está estableciendo una reserva de suministros para los centros sanitarios de toda Ucrania, especialmente en las zonas más afectadas. "Ayer entregamos 5 toneladas métricas de suministros médicos a Kiev para apoyar la atención quirúrgica de 150 pacientes y otros suministros para gestionar una serie de patologías para 45.000 personas durante un mes. Hoy se distribuirán más suministros, y tenemos 400 metros cúbicos de suministros a la espera de ser transportados a Ucrania desde nuestro centro logístico en Dubai", ha esgrimido Tedros.