Por Paola Mena León – Estudiante de la carrera de Ingeniería Biomédica

Actualmente, el mundo entero ha tenido que pasar por una situación angustiosa, traumática y perturbadora, donde no se sabe quién vive y quién muere; esto debido al virus llamado científicamente SARS-CoV-2, que amenazó desde el primero de diciembre de 2019 en Wuhan China, pero se declaró pandemia el 11 de marzo de 2020. Nunca se vivió algo como esto y la inquietud que genera en las personas es muy grande; cada individuo lo interpreta de manera diferente y aunque es todo un reto para la humanidad, la adaptación ha sido rápida. En esta recopilación se hablará un poco de todos los cambios que ha traído de la mano el coronavirus.

Para empezar, ¿se imagina usted estar en cuarentena durante 7 meses? Esta es una pregunta que muchas personas se hicieron alrededor del mundo, se ve como algo imposible y que jamás podría pasar. Pero es un hecho con el que lidiamos desde el 11 de marzo, por lo tanto, adaptarse a esto ha sido un gran desafío. Escuelas, colegios y universidades se han tenido que acomodar al llamado New Normal, donde todo se maneja vía internet: mensajes de texto, videollamadas, correos y más. También podemos mencionar como nuevos el uso de mascarillas, el distanciamiento social, el lavado de manos constantemente y el temor que surge en nosotros cada vez que salimos de casa. Además, el cierre de grandes empresas y aeropuertos genera muchas dudas y miedo en la población del mundo entero.

Sobrellevar esta situación no es nada sencillo y nuestra salud mental puede verse afectada seriamente. Porque “la reacción natural a la percepción de amenaza, la incertidumbre y el pensamiento “qué pasa si...” incluye una gran cantidad de sentimientos: ansiedad, preocupación, miedo y pánico” (Vallis, 2020, párr. 3). Hasta que no exista vacuna, seguiremos de la misma manera. Pero ¿esto en verdad nos está transformando positivamente?

Las personas sacan de ellos mismos lo mejor que tienen, tal vez el simple hecho de ver parientes cercanos graves por esa enfermedad o incluso morir, nos ayuda para recapacitar y valorar. No es fácil pasar en casa todo el día y verse únicamente con su “burbuja” (grupo de personas que viven en una misma casa) pero, aun así, entregamos lo mejor de nosotros y hacemos un gran esfuerzo; por lo tanto, se piensa que aunque exista tanto desastre mundialmente, al final del día lo que importa es la salud y la familia. De este modo se dice que las personas avanzamos positivamente en amor entre unos y otros.

Por último, las personas normalmente le tenemos miedo al cambio y aunque esta no era la manera que hubiéramos querido para transformarnos y avanzar como sociedad, adaptarse es una gran virtud. Por lo tanto, no veamos esta situación como una desventaja, sino todo lo contrario: veámosla como una ventaja, una oportunidad para valorar a nuestros seres queridos, para valorar cualquier momento en el que somos felices y aprovechar que tenemos salud. Recuerde que “el miedo es normal cuando hay una amenaza” (Vallis, 2020, párr. 7). La vida se pasa muy rápido y a veces, por estar ocupados en otros asuntos, no nos damos cuenta del privilegio con el que contamos diariamente. Como ya se mencionó anteriormente, esta posición no es la mejor ni la más fácil de llevar, pero con la ayuda de todos lo lograremos. ¡No te desamines todavía!

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
  • Vallis, M. (2020, 24 de septiembre). Cuarentena y aislamiento social: cómo adaptarse a la era del COVID-19. La verdad de su peso. https://www.truthaboutweight.global/mx/es/support/quarantine-and-social- isolation.html