Iniciar Sesión

COVID-19

Datos Actualizados

Casos en Costa Rica y Otros Países

Reimaginarnos ante la nueva normalidad: la propuesta de la más reciente exposición de los Museos del BCCR

17 Ene, 2021
9:39 PM

El 6 de marzo del 2020, el día en que el Ministerio de Salud confirmó el primer caso de COVID-19 en el país, Costa Rica empezó a enfrentarse a una de las coyunturas más difíciles de su historia: una pandemia que nos afectaría (y que nos afecta) no solo sanitaria y económicamente (temas ya harto tratados), sino también en todos los ámbitos de nuestras relaciones sociales, humanas y comunitarias.

Lo que hace un año era impensable, ahora es regla: ¿se imaginan, por ejemplo, cómo se sentirían si el cajero del supermercado les atendiera a menos de un 1,80 metros de distancia? ¿O si el funcionario bancario les hablara sin barrera de protección? ¿O cómo reaccionaría en un restaurante, si el mesero les atendiese sin mascarilla?

Con ese nivel de fuerza, la pandemia nos cambió la dinámica social en los últimos doce meses y por eso todo aquello que antes era "normal" ahora está vetado, planteándonos nuevos retos de los que solo podremos salir adelante si reimaginamos una nueva forma de hacer las cosas.

Ese es justo el mensaje y la reflexión que la nueva exposición de los Museos del Banco Central de Costa Rica, Reimaginar la comunidad, que ya está disponible para el público, nos invita a disfrutar durante las próximas semanas.

Así nos lo explicó la curadora encargada del proyecto, María José Monge Picado, en una entrevista concedida a Delfino.cr y en la que conversamos sobre los pormenores de esta muestra:

La pandemia es una gran oportunidad para revalidar la capacidad de imaginar: una capacidad que muchas veces es minusvalorada porque se asocia con lo fantástico, lo ficcional y la niñez. Sin embargo, si imagináramos un poquito más, quizás estaríamos mejor porque estaríamos más involucrados con las soluciones que necesita este mundo.... que requiere, precisamente, de soluciones imaginativas. De ahí es donde surge esta consigna: reimaginar como una invitación a hacer algo colectivamente que nos permita repensarnos como comunidad en este nuevo contexto”.

Ahora bien ¿cómo despierta esta exposición esta inquietud de reinventarnos? Reimaginar es un proyecto amplio que se compone de tres módulos. El primero de ellos se titula Reimaginar la comunidad y recibe al público desde el 8 de diciembre pasado y hasta finales de febrero. Posteriormente, en marzo llegará Reimaginar la frontera y por último, en mayo, Reimaginar el cambio.

Según detalla Monge:

Estos  tres módulos se conforman por obras de la colección de arte del Banco Central de Costa Rica y nace de la urgencia que tuvimos de repensarnos cuando surgió la pandemia”.

Así las cosas, esta exposición comprende obras realizadas por artistas costarricenses en contextos pre-pandémicos que abarcan desde finales del siglo XIX hasta hoy. Cada una de ellas se relaciona de diversas maneras con algunos de los asuntos que se tornaron sensibles a causa de la dirección que tomó la gestión política de la pandemia: el distanciamiento corporal, el confinamiento, el cierre de fronteras, la seguridad sanitaria, la ralentización, el detenimiento y la reconfiguración de las dinámicas socioeconómicas y la regeneración ambiental.

Las obras fueron seleccionadas para ser presentadas al público de una manera que, en esta ocasión, nos ofrezcan nuevas posibilidades de aproximarnos y conectar desde perspectivas insospechadas con algunos de estos asuntos que estamos viviendo (como los que ejemplifiqué más arriba) para, a través de ellas, vislumbrar algunas claves que impulsen uno o muchos procesos de reimaginación sobre nuestro papel como sociedad en la configuración de las realidades que necesitamos.

Según señala la curadora:

Lo más interesante es que uno se va a encontrar una exposición que está hablando de una realidad que es muy cercana, una que conocemos muy bien, con sentimientos, inquietudes y miedos que hemos compartido muy recientemente. Por eso creo que es una exposición muy amigable donde podemos reflexionar en conjunto sobre realidades que conocemos muy bien: lo que nos está pasando en tiempo real".

En la foto, se muestran dos fotos de Luis Daell (1927-1998). La de la izquierda se titula Iglesia de San Josecito de Atenas y fue realizada en 1985. La de la derecha se titula Cantina Quebrada Ganado Jacó. Se desconoce la fecha de realización. Fuente: Museos del Banco Central de Costa Rica.

Reimaginar una exposición

Según mencionó Monge Picado a este medio, la propia exposición es una reinvención imaginativa de cómo presentar las obras en el museo.

Iniciando el 2020 el plan era otro: la idea era realizar una exposición que reuniera las nuevas adquisiciones de la colección del Banco. Sin embargo, la pandemia hizo que se reorientara hacia una temática más pertinente según la situación actual.

Fue como mirarnos a nosotros mismos y decir 'un momento, un alto ¿qué estamos haciendo? No es momento para una presentación de nuevas adquisiciones. La verdad es que tenemos un acervo de obras que son riquísimas en términos de poder dialogar con los desafíos que nos estaba planteando el momento".

Reimaginar la Comunidad

El primero de estos tres módulos, titulado Reimaginar la Comunidad, nos invita a analizar y repensar a nuestras comunidades a partir de la discusión que plasman las experiencias previas reflejadas en las obras del Museo. Esta dinámica busca replantearnos los principios sustantivos a lo comunitario que la gestión política de la pandemia ha evidenciado como asuntos críticos.

Acá por ejemplo, se nos invitará a reflexionar sobre toda la suerte de manifestaciones de desigualdad, desvinculación e incapacidad de establecer empatías que siempre hemos sabido que están ahí pero que han florecido con más fuerza a raíz de la COVID-19, pues como señalamos previamente, algunas de las obras de la colección del BCCR se aproximan a varios de estos tópicos, desde ángulos tan disimiles entre sí, como con el contexto pandémico.

Según señaló el Museo en su comunicación de la exposición:

En aislado y como conjunto, estas obras reparan en detalles sobre el bien común o sobre su ausencia, suficientemente estimulantes como para repensar desde otro lugar, nuestro papel en el orden de cosas existente y nuestro potencial como agentes de cambio”.

Uno de los pluses que tiene la exposición es que, por medio de videos de los autores donde explican de dónde viene sus creaciones, el público podrá  comparar los motivos que llevaron al desarrollo original de las obras con interpretaciones posibles y adaptadas al contexto que estamos viviendo.

Un ejemplo de ello es la obra de la artista Tamara Ávalos, ilustrada en la siguiente imagen. Sobre su obra y la de otros artistas, se acompañan de vídeos donde ellos dan su testimonio sobre las razones que los impulsaron a crear la pieza artística de su autoría.

Imagen de la instalación cerámica titulada Confirmación de la artistaTamara Ávalos (1975). La obra fue creada en 2006. Fuente: Museos del Banco Central de Costa Rica.

Monge señaló que ahí es justamente donde radica el reto más grande que tienen los curadores y quienes laboran en los museos: garantizar que las obras que se produjeron en contextos pasados logren "activar sentidos" en las nuevas realidades en las cuales se presentarán a futuro; justo lo que Reimaginar busca ahora.

A lo largo del recorrido por los diferentes espacios de la exposición el usuario podrá disfrutar de una discusión que le permitirá replantearse su presencia frente a los otros en eso que llamamos comunidad (por lo menos, con ese enfoque en este primer módulo):

La comunidad es un concepto abstracto. En la exposición hay obras que remiten a manadas, a grupos de animales, de humanos o imágenes completamente abstractas que nos acercan de una u otra manera a las discusiones claves en materia de comunidad, al ejercicio problemático de presentarnos ante el otro en la sociedad occidentalizada. Eso nos lleva dentro de la exposición a pensar mucho en los tipos de vínculos, en los vínculos posibles".

Por su parte, la exposición también abordará los diversos referentes que tienen los colectivos y sobre los que suelen acuerparse en esta idea de comunidad, para que el usuario a través de las obras pueda entender "ese reconocimiento colectivo y ese sentido de pertenencia mutua donde los espacios físicos suelen ser muy importantes".

También pensamos en las representaciones y en cómo necesitamos vincularnos a partir de construcciones hegemónicas, -como el ejercicio de la nación, que es el más claro-. Pero como ese ejercicio de inclusión también significa la exclusión de algo o de otros, definiéndonos a nosotros en función de excluir a otro. Esas representaciones también generan tensiones excluyentes. Una parte de la exhibición remite a las diversas formas de exclusión que hay en la comunidad".

Este primer módulo de Reimaginar es una exposición que consta de 25 obras de 15 artistas diferentes que estará disponible, recuerden, hasta finales del mes próximo.

Para disfrutar de la expo y cumplir con las las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Salud, el Museo también habilitó la boletería en línea para que los usuarios compren sus tiquetes de entrada y sacarle jugo a esta nueva forma de repensarnos como conjunto.

Obra de Otto Apuy (1949), titulada El desafecto y realizada en 1977. Fuente: Museos del Banco Central de Costa Rica.

Apúntese al reporte gratuito

Complete sus datos para recibir nuestro reporte gratuito en su correo electrónico.

Temas relacionados
ArteExposiciónMuseos del Banco Central de Costa RicaMuseos
Comentarios
Artículos Recomendados

El Arte como esencia y representación vívida de la realidad de un país

ULACIT
6 May, 2021
4:00 AM

Apúntese al reporte gratuito

Complete sus datos para recibir nuestro reporte gratuito en su correo electrónico.

Por sólo $56 anual obtenga todos los beneficios del contenido D+

Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez 2019Empresa Ganadora eCommerce Award Costa Rica 2019