Por Ricardo Abarca Arias – Estudiante del Green Club

La crisis del coronavirus, a pesar de causar gran cantidad de muertes y problemas financieros a los sectores públicos y privadas de prácticamente cada Estado, ha dado un respiro al planeta en cuanto a materia ambiental. Esto puede ser consecuencia del parón temporal industrial en países de producción masiva de productos como China, así como la disminución de vuelos comerciales entre continentes que utilizan grandes cantidades de combustible y son causantes de gran número de emisiones de gases de efecto invernadero. El escritor internacional de las Naciones Unidas, Joao Ripper (2020) considera que “las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido y la calidad del aire ha mejorado a raíz de las medidas de contención de los Gobiernos frente a la pandemia de COVID-19” (p. 1).

La cuarentena, en países como Italia, España e inclusive Costa Rica, ha provocado menor cantidad de tránsito de vehículos y ha propiciado el retorno de animales a sus ecosistemas en zonas verdes pero con rutas vehiculares. Serrano (2020) menciona que “la Agencia de Energía Internacional (EIA, por sus siglas en inglés), estima que en 2020 el mundo usará un 6% menos de energía, lo que a su vez lleva a una caída de las emisiones de CO2” (p. 1). La poca producción en países industriales ha fomentado que una menor cantidad de dióxido de carbono (CO2) sea producido y ha propiciado que muchas instituciones viren hacia un cambio enfocado en las energías renovables como el hidrogeno verde, energía solar o energía térmica.

En China se impuso durante la época de COVID-19 una prohibición total temporal del comercio de fauna silvestre para fines domésticos, alimenticios, entre otros. Esto ha provocado que muchas especies en peligro de extinción e individuos determinados tengan una segunda oportunidad de sobrevivir ante lo que era una sentencia de muerte anticipada al ser comercializados en los mercados húmedos asiáticos. Entre los productos que se comercializaban anteriormente con total libertad se encontraban las alas de los murciélagos, para ser consumidos en sopas, los testículos de tigres, cobra frita y las patas de osos para diferentes platillos típicos de ciertas regiones. Ripper (2020) considera que “urge abordar el tráfico ilegal de vida silvestre, el cuarto delito más cometido en todo el mundo” (p. 1).

El considerar partes de animales como medicina tradicional asiática también dificultaba el promover un cambio en el subconsciente del ciudadano chino, porque, a pesar de que su consumo desmedido puede provocar enfermedades o la disminución de los ejemplares de especies en lista roja, no había sucedido una situación de esta magnitud que hiciera a las autoridades chinas crear un cambio en la sociedad real en cuanto al tratamiento de estas especies en el comercio local.

Estos cambios en pro del ambiente se deben a que la Tierra pedía a gritos desde hace mucho un respiro real, que está sucediendo de manera unilateral por la nueva realidad a la que debemos hacer frente como sociedad y como especie predominante de la Tierra. Las acciones para mantener a nuestro planeta deben ir desde políticas económicas, de gobierno, sociales, culturales e industriales, pero todas empiezan con la acción individual de cada uno de nosotros. Es la responsabilidad de cada ser humano hacer frente a esta crisis que puede ser un antes y un después del camino que estaba tomando el calentamiento global y la fallida lucha ambiental por una economía verde real y medidas de regulación de generación de contaminación industrial a gran escala.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Ripper, J. (2020). La pandemia de coronavirus es una oportunidad para construir una economía que preserve la salud del planeta. Diario de la ONU. Recuperado de https://news.un.org/es/story/2020/04/1472482
• Serrano, C. (2020). Coronavirus y cambio climático. BBC World. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-52596472