Por Katherine Martínez Chacón y Karl Aase Blanco – Estudiantes del Innovation Club

La pandemia ha traído una serie de cambios en la vida de las personas a nivel global, pues ha afectado no solo la salud y la mortalidad en muchos países, sino la economía, el desempleo y la adaptación que se da en las compañías. En Costa Rica, el emprender e innovar en tiempos de COVID-19 ha sido una necesidad y ha representado un equilibrio en la economía de muchas personas que se han visto afectadas, ya sea por la reducción de la jornada laboral, la suspensión del contrato o la terminación de este debido al impacto que ha generado en las ventas.

Muchas herramientas tecnológicas y redes sociales han sido de gran ayuda para poder avanzar con los emprendimientos. Muchas empresas aplican el teletrabajo para que las personas se queden en sus casas y eviten el contagio social; es por ello por lo que han cambiado muchas cosas, entre ellas se encuentra la compra de productos. Como medio principal se ha utilizado lo que se conoce como e-commerce (comercio en línea), ya que muchas de las restricciones realizadas por el Ministerio de Salud de Costa Rica han generado reglas para que ciertos negocios no abran los fines de semana ni en horarios en los que las personas puedan llegar a aglomerarse entre semana.

Esto ha representado una solución que evita tener que salir a esos negocios y, a la vez, que se mantenga la economía en el país con los productos en línea, transacciones con aplicaciones de banco móviles, y diversos servicios de entrega que se realizan hasta la comodidad de la casa (Enrico, 2020). De igual forma, gracias al apoyo del gobierno con proyectos como Habilidades proteger, e instituciones tanto públicas como privadas en apoyo al Ministerio de Economía, han buscado ofrecer un solución a los emprendedores y personas desempleadas de forma gratuita que busquen emprender o mejorar un emprendimiento mediante capacitaciones o aportes en distintas áreas de conocimientos, además de procesos de certificación vía virtual, de tal forma que las empresas y emprendedores cuenten con una mayor facilidad para poder realizar dichos procesos de mejora.
Esta iniciativa se encuentra orientada al beneficio de la comunidad emprendedora en Costa Rica dado que “es importante brindar ejemplos de empresarios que ante la crisis ajustan su organización. Esto contribuye a incentivar a los empresarios a que realicen cosas innovadoras” (Soto, 2020). Por lo anterior se logra facilitar la compresión y necesidades por cubrir para cumplir con los lineamientos emitidos por el Ministerio de salud y mejorar los emprendimientos mediante la virtualización de actividades de una empresa tanto en la situación de pandemia actual como en el futuro.

Por lo todo lo anterior, se espera que todas las medidas e iniciativas que plantean las entidades en Costa Rica, tanto públicas como privadas, sean de gran ayuda para conseguir impulsar la reactivación económica en el campo de emprendimiento mediante la innovación de las empresas. De esta forma, se lograrán solventar los problemas que afligen la economía costarricense en los tiempos de afectación del COVID-19.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Enrico, C. (2020). El efecto de COVID-19 en el e-commerce. Forbes. Recuperado de
h ttps://forbescentroamerica.com/2020/04/23/el-efecto-de-COVID-19-en-el -commerce
• Soto, E. (2020). Las PYMES en tiempos del COVID-19. Recuperado de
h ttps://www.uned.ac.cr/acontecer/a-diario/gestion-universitaria/3987-las -pymes-en-tiempos-del-COVID19