La coyuntura actual nos exige no solo estar atentos y cuidando nuestra salud física de enfermedades como la COVID-19, sino también ponerle un buen ojo al estado de nuestra salud mental, una de las principales puestas en jaque de la situación que estamos afrontando.

Así lo señaló la representante del Centro de Salud, Capacitación y Red de Profesionales Asociados (CENSAC-RED), Ingrid Arias Trejos, con quien conversamos hace un par de días para hablar sobre cómo proteger esta importantísima parte de nuestra salud, en medio de la pandemia.

El cambio abrupto de estilo de vida al que nos ha conducido la COVID-19 ha sido causante de crisis personales, familiares y laborales para muchas personas. Es algo que nos está afectando a todos en todos los aspectos y desde diferentes formas".

Desde mi posición como mujer es muy importante señalar, por ejemplo, la atención hacia las mujeres en esta crisis. Aquellas que son mamás y que están en procesos posteriores al parto, pueden presentar cuadros de depresión post-parto, por ejemplo; esas tensiones tenemos que atenderlas pronto para atajar la salud y la vida de estas madres".

Los niños también son una población vulnerable en este momento. Ahorita están presentando un incremento en sus grados de ansiedad precisamente por el aislamiento por no poder salir a parques, por no poder jugar y esto hace que los niños presenten mayores niveles de ansiedad y eso puede estarles afectando en estos momentos. Esta situación de la COVID-19 nos está trayendo a colación muchas áreas vulnerabilizadas y estas son algunas de ellas".

El centro de salud integral CENSAC-RED es un emprendimiento que abrió las puertas en julio de este año, dirigido a la población que necesita espacios para el cuidado de su salud mental.

El centro, que se encuentra ubicado en San Francisco de Heredia, trata diversas problemáticas como desórdenes alimenticios, adaptación a nuevas dinámicas, depresión, duelo, ansiedad, estrés, ideación suicida o el malestar vinculado a los diversos cambios generados por la pandemia, así como situaciones que afectan primordialmente a mujeres y se pueden ver acentuadas a raíz de la crisis actual, como violencia intrafamiliar, depresión posparto, sobrecarga laboral asociada a trabajos del hogar, entre otros.

Además, también poseen el servicio de atención virtual y están ofreciendo a empresas o instituciones, charlas-conversatorios gratuitos de forma virtual, dirigidos a grupos de funcionarios o miembros de las respectivas instituciones, sobre temas relacionados con salud mental.

Sabemos que no todas las personas tienen acceso a pagar el servicio profesional y puede ser que de pronto quieran conectarse a una charla en la que de pronto puedan no solo escuchar al expositor, sino también participar. Por eso lo ponemos en la modalidad charla-conversatorio para aclarar las charlas de las personas".

Estas charlas se están ofreciendo a instituciones y organizaciones que tengan un mínimo 15 personas y los interesados los pueden contactar al teléfono 8339-8726 o mediante el correo censac.red@gmail.com.

A cuidarnos

En la conversación con Ingrid Arias, desde Delfino.cr también conversamos sobre cómo proteger nuestra salud mental desde nuestros hogares en estos tiempos de crisis.

El consejo primer consejo, que puede ser irónico que se los reproduzca un medio de comunicación, es que controlemos nuestro consumo de noticias sobre la COVID-19.

Y es que a ver, pasar todo el día escuchando noticias sobre la pandemia o sobre la crisis económica asociada a ella, pasa factura (los periodistas podemos dar fe de ello). Por eso la recomendación es que el acceso informativo se limite a una sola vez al día (al Reporte Delfino de las mañanas, por ejemplo):

Es muy importante controlar un poco la información relacionada con la COVID-19. Con esto no quiero decir que del todo no se informen, es fundamental estar bien informados; sin embargo es necesario regular la cantidad de información que recibimos tanto vía noticieros, como vía redes sociales. ¿Por qué? Porque el consumo excesivo de información relacionada al tema desde múltiples fuentes, que incluso muchas fuentes pueden hasta contradecirse y algunas no tienen ni siquiera información confiable, pueden generar niveles mayores de ansiedad y de tensión dentro del núcleo familiar".

En esta misma línea, Arias también recomendó regular el tiempo que pasamos conectados a redes sociales porque si bien nos conectan con personas que ya no podemos ver, lo cierto es que nos quitan tiempo de calidad con las personas que conviven en nuestra burbuja, una herramienta esencial para lidiar con estos tiempos en casa.

Además, la especialista también recomendó que nos mantengamos ocupados en algo que vaya más allá de la actualización sobre la pandemia o las horas laborales que pasamos en casa, pues mantener nuestro estilo de vida lo más apegado a la normalidad a la que estamos acostumbrados, es un apoyo importante para ayudarnos a lidiar con esta situación hasta que la vieja normalidad regrese:

Algo importantísimo también es que las personas traten en la medida de lo posible, de mantenerse ocupados no solo con actividades laborales y de estudio. Podemos aprender algo nuevo, hacer ejercicios en familia, yoga; si tienen zonas verdes dentro de la casa, salgan a tomarse un café, a comerse algo para que cambien un poco de aire y de vista".

Por último, y para aquellas personas que son nuevas en esto del teletrabajo, el consejo de Arias es que regulen su tiempo frente a la computadora. Cuando trabajamos desde casa solemos pasar más tiempo del esperado frente al ordenador y eso nos puede quitar tiempo de calidad que podemos dedicar a la recomendación anterior:

Para las personas que son nuevas en esto del teletrabajo, establezcan horarios: si mi horario de oficina normal antes era de 8 a 5, dentro de mi casa debo conservar ese horario de oficina. Una vez que termina mi jornada laboral, me desconecto de mis funciones laborales y busco actividades recreativas dentro de la casa y con mi burbuja social".

Ahora bien, si ustedes o alguno de sus familiares llega a una situación que se vuelve inmanejable, la recomendación de la especialista es clara: busquemos ayuda profesional.

Si ya la situación se torna inmanejable, es necesario buscar a un profesional que pueda orientar a la persona y a la familia en la intervención necesaria".

Nuestra salud mental es tan importante como la física, que estos momentos de pandemia sean una buena oportunidad para interiorizar sobre ello y que nos impulsen a cuidarnos también en esta vía.