Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio.

Janine Fafard se define a sí misma como una “mentora del alma”, designación que le tomó varios años acuñar mientras encontraba una forma de explicar el foco de su trabajo de más de 30 años: “ayudar a la gente a encontrarse con su verdadero ser”.

Esta mentora del alma es la invitada a un nuevo episodio de Próxima Frontera, ella nos relató cómo ha sido su tránsito hacia ser quien es actualmente y cómo acallando la mente y escuchando mejor al subconsciente que habla a través del cuerpo es posible encontrar la plenitud y la razón de ser de nuestras vidas. “Tu alma nunca tiene miedo, nunca está enferma, tu alma no ha sido objeto de abuso, ella no tiene problemas, la que crea los miedos es la mente”, explica Fafard.

Múltiples causalidades han motivado a esta mujer canadiense a permanecer en Costa Rica, país desde donde ayuda a quien lo necesite a través de clases de yoga, sesiones grupales y guía personalizada. Sin embargo, a ella no le gusta llamarse a sí misma terapeuta, sino más bien se ve como una practicante de la psicología de la energía, un método en el que aplica la respiración, la tradición yóguica y los conocimientos metafísicos.

De naturaleza inquieta y exploradora, Janine Fafard confiesa que nunca estuvo a gusto con la idea de ser encasillada y atrapada en cuatro paredes, y que esta manera de ser es tan fuerte como su fascinación por la metafísica, entendida ésta como la búsqueda del conocimiento de aquello que traspasa las fronteras del mundo físico.

En su entrevista, ella relata su camino por tradiciones orientales como el yoga, la meditación y la sanación; así como su acercamiento a maestros espirituales que le ayudaron a comprender más profundamente la conexión entre la energía, el cuerpo y el alma a través de la poderosa intuición.

Para Janine, en occidente usualmente se asocia la intuición con lo irracional cuando en realidad hay más lógica en la intuición que en la lógica misma.  En su entrevista ella define su concepto de la intuición y cómo esta puede jugar a nuestro favor para encontrarnos con nuestra esencia. “En el momento que logras la conexión entre tu vientre con tu cerebro, te conectas con tu propósito, con tu pasión, te conectas con tu verdadero poder”, señala.

En contraposición, como explica Janine, la excesiva atención de la sociedad moderna a la racionalidad, la mente y a las falsas creencias nos ha desvinculado de la verdadera naturaleza del ser humano que es la alegría, la compasión y la vocación de servicio, es decir, nos ha alejado del verdadero gozo de vivir.

Cuando Janine afirma “Creo que nací siendo metafísica”, la respalda un conjunto de saberes que ha ido adquiriendo con los años y que comparte con quien viene con la necesidad de “reencontrarse a sí mismo”.

Así pues, en este episodio de Próxima Frontera ella explica cómo el yoga, entendido integralmente, influye sobre las ondas mentales para alinear cuerpo, mente y espíritu; al tiempo que también señala que la ciencia se acerca velozmente a lo ya se conocía de manera intuitiva: que la calidad del pensamiento influye sobre nuestra biología y bienestar físico y que muchos de nuestros miedos más marcados e ideas preconcebidas más profundas y paralizantes se construyen antes de los ocho años. Con ella hablamos estos y otros temas que no se puede perder en este episodio de Próxima Frontera.