Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

El colectivo herediano Florecer busca consolidarse como un centro de pensamiento socialdemócrata, que no se quede, pasivamente, observando cómo se mueven los juegos de poder en el cantón central de la provincia de Heredia. Pretende generar una verdadera incidencia de las personas jóvenes en la política, para crear un pensamiento crítico y una ruta de intervención de nuestros espacios desde una perspectiva joven.

Con esto en mente, desde el año pasado se realizan reuniones con expertos en diferentes temas para entender desde la diversidad de las personas que conforman el colectivo, temas como el medio ambiente, la cultura y economía.

Sin embargo, el aislamiento voluntario al que nos ha sometido la pandemia actual no ha obligado a repensar el tipo de reuniones que habíamos estado teniendo, y nos movilizamos a Zoom, para seguir desde ahí educando y generando consciencia sobre los cambios necesarios que desde aplicar cuando regresemos todos y todas a la nueva normalidad.

Pero no perdemos la óptica de generar un impacto, tangible, más allá de solo realizar estas reuniones, que nos ayudan a informarnos y mantenernos unidos, y generar pensamiento para desde nosotros, juntos generar un cambio positivo.

En los últimos meses, hemos tenido la participación de la Sra. Laura Guido, diputada por Cartago que nos compartió sus pensamientos sobre la importancia que tiene el tren eléctrico, para la infraestructura nacional y cantonal en todo el país y el cómo impactaría esto la economía de las personas y las comunidades, y del Sr. Edgar Mora, ex ministro de Educación y ex alcalde de Curridabat. Y en este último es en quien me gustaría hondar un poco más.

Es innegable el conocimiento que un experto como el señor Mora puede ofrecer en temas municipales, y desde su perspectiva, el manejar la infraestructura de los espacios públicos es realmente diferente a lo que uno pensaría, él lo llamaba, dejar obras inconclusas, esto para generar ruido en la población y entender que es lo que las personas ven necesario, y continuar con una perfección constante de los espacios públicos, los cuales no deberían estar orientados solamente al disfrute de niños pequeños, sino a personas jóvenes, para que en la convivencia haya seguridad.

Otro tema que mencionó don Edgar fue el cómo se implementaron las tecnologías de la información en el ámbito municipal, para con estos datos recabados, generar política pública orientada a las verdades necesidades de las personas. Con esta introducción que el hizo sobre el tema, nos enteramos de un dato preocupante, las mujeres en Curridabat duraban la mitad del tiempo que los hombres, cuando se desplazaban de sus casas a las paras de autobús, o viceversa.

Y no es ningún secreto que las mujeres sienten en carne propia la inseguridad ciudadana y el temor constante de ser violentadas en cualquier ámbito, pero darse cuenta de los datos, y dimensionar esta perspectiva y la gran diferencia entre hombres y mujeres, vecinos de un mismo cantón, nos hace entrar en razón y pensar que las cosas no están bien, y más allá de eso ¿En cuántos lugares este tipo de patrones es igual? Y no, que esto se dé no es justo.

Una aplicación municipal puede brindar grandes herramientas para reportar los baches en las carreteras y las aceras que dificultan el tránsito de personas con discapacidad, y estas acciones son de muchísima importancia, pero la labor municipal va mucho más allá de eso, debe de brindar soluciones integrales para la diversidad de personas que integran la comunidad.

Heredia tiene muchísimo que mejorar, pero está atrapada en la vieja forma de hacer política, en donde los resentimientos partidarios están a la orden del día, y no importa que tan buena sea la propuesta de un compañero síndico o regidor si no es de mi partido, y esto no hace más que reflejar a esferas políticas mayores. Y hablo de este caso, porque es mi cantón, pero como personas jóvenes, no podemos conformarnos con votar cada 2 años y sentarnos a esperar. Todos tenemos algo que aportar y si necesitamos educarnos, muchísimas personas están dispuestas a regalarnos una hora de su tiempo para enseñar lo que saben y después nos toca a nosotros realizar las acciones correspondientes para crear comunidad.