Marco Laínez Torres y Keylor Vanega Dávila – Estudiantes de las carreras de Ingeniería Industrial y Química Industrial

En el Massachusetts Institute of Technology (MIT) durante el 2001 nace el concepto de los Fab Lab los cuales consisten en un centro de prototipado donde se combina la parte de diseño digital con la parte de fabricación digital, donde se puede jugar, crear, inventar y aprender sobre gran cantidad de temas. Hoy en día los Fab Lab se han convertido en una red alrededor del mundo donde todos cumplen con requisitos mínimos para su operación; se podría afirmar que la metodología empleada en estos espacios se ha convertido en un modelo para pasar de fundamentos meramente teóricos a la práctica que consiste en un proceso de prueba y error.

Emprendedores y personas con alguna aspiración de materializar un producto o proceso, buscan tener la oportunidad de trabajar en un Fab Lab, esto por las grandes oportunidades que se obtienen ya que se puede testear el funcionamiento del proyecto, realizar modelos a escala para medir su productividad, solo por mencionar algunas de sus ventajas.

Sin embargo, en países como Costa Rica se continúa con una mentalidad cerrada frente a oportunidades como la de establecer un Fab Lab, el cual como se ha mencionado antes, ofrece ventajas inigualables. Temas como los costos económicos y la comodidad que ofrece para las instituciones mantener una educación tradicional nos privan de contar con un laboratorio de desarrollo de estas características que además significaría un importante paso en la educación país.

Ahora bien, la pregunta es: ¿Qué se necesita para establecer un Fab Lab? Un Fab Lab está conformado por cuatro áreas funcionales la de sustracción, adición, quemado y edición digital. Cada una de estas áreas esta conformada por una serie de máquinas y personas que buscan guiar a la persona durante todo el proceso por lo que no se requiere ser un ingeniero o diseñador para hacer uso de estos laboratorios.

Algunas de las máquinas que se utilizan en los Fab Labs son:

Máquinas láser.
Esta máquina láser de CO2 es de gran utilidad, ya que con ella se pueden hacer cortes de madera, acrílicos, plásticos, piedra; no solo se pueden hacer cortes de precisión, sino que puede ser utilizada para grabado en estos materiales.
En general, una maquina láser discriminando la potencia y para que fue creada, se puede utilizar para hacer detalles personalizados de un producto, ya sean textos, nombres, logos, slogan o algún tipo de dibujo. También funciona para grabar información de un producto, ejemplo: fechas de vencimiento, tamaños, códigos de trazabilidad y cualquier otra información susceptible a ser modificada. Lo anterior, se puede hacer casi en cualquier material (plástico, vidrio, metales tan duros como el titanio).

Impresoras 3D
Una impresora 3D es una maquina capaz de fabricar un objeto en 3D diseñado por computadora y materializarlo en cuestión de minutos u horas. Las impresoras 3D usan distintos materiales para construir un objeto tal cual es apreciado en la realidad. Hay varios tipos de impresoras 3D las más comunes son las que imprimen los objetos agregando capas de plástico a cierta temperatura y así sucesivamente hasta conseguir el diseño deseado.
La importancia de este tipo de maquina yace en la posibilidad de crear prototipos a un bajo costo y alta velocidad.

Fresadora (CNC)
Una Fresadora es una maquina capaz de crear una variedad de piezas de materiales tan duros como el acero, también trabaja con plásticos u otros materiales. Una fresadora funciona removiendo material con una herramienta llamada fresa.

Un Fab Lab es sinónimo de progreso, ingenio y desarrollo no solo a nivel personal si no también para la economía a nivel país, por lo que esta en nuestras manos trabajar para que sea una realidad y nos ayude a mejorar cada día en nuestro presente para así poco a poco construir un futuro donde crear no sea un problema y tengamos tiempo para solucionar problemáticas verdaderamente importantes.