Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Para cualquier empresa, el que un gran porcentaje de su fuerza laboral comience a trabajar remotamente requiere de la disponibilidad de soluciones de seguridad adecuadas y de lineamientos claros. Además de mucha confianza en que los empleados entenderán y se apegarán a las políticas de seguridad.

Según una encuesta1 hecha por HP, el 71% de los oficinistas están trabajando desde casa a causa de la pandemia, lo que significa que la tarea de mantener segura la información de una compañía es ahora más difícil que nunca. Esta es la forma en que los profesionales de las Tecnologías de la Información (TI) pueden lograr que sus fuerzas laborales remotas operen de forma inteligente bajo circunstancias extremas:

Nunca deje de capacitar al usuario final

Los empleados están ocupados tratando de seguir trabajando y contribuyendo como de costumbre, pero también están distraídos por los profundos cambios sociales. Por ello, es posible que se pase por alto el recordatorio de mejores prácticas y reglas de trabajo remoto.

  • El 63% de las organizaciones cree que los usuarios de TI privilegiados representan el mayor riesgo de seguridad interno, según un reciente estudio de Gurucul.
  • El 95% de las organizaciones dice que la cultura de seguridad cibernética no está tan arraigada como debería, según ISACA Cybersecurity Culture.
  • Según expertos de Kaspersky, durante 2020 en América Latina habrá un resurgimiento de ataques como el ransomware dirigido.

Justo ahora, resulta crítico contar con comunicación continua para recordar a los empleados sus responsabilidades y los recursos que tienen a disposición. Emita actualizaciones regulares sobre mejores prácticas, incluyendo qué plataformas están aprobadas para enviar mensajes y tener videoconferencias. Recuérdeles cuáles son los signos más comunes de intentos de actos fraudulentos o phishing, y cómo se puede proteger y resguardar la información de la compañía.

No pierda de vista la actividad en tiempo real de los dispositivos

Desde verse engañados por actos fraudulentos hasta no usar contraseñas fuertes, para todos los gerentes de TI el margen de error humano entre su base de usuarios es muy alto. Sin embargo, en esta época puede ser peor.

  • Los expertos en seguridad cibernética indican que ataques recientes enviados a través de correos electrónicos, más del 90 por ciento del tiempo, son muy sofisticados.
  • Los criminales cibernéticos están aprovechando el deseo de las personas de contar con información sobre la crisis sanitaria para trampas con enlaces maliciosos.

Los empleados tienen que poner de su parte y los dispositivos deben contar con software actualizado. El uso de autentificación multifactorial debe ser una práctica estándar y las laptops para el trabajo no deben compartirse con la familia.

Siga avanzando, aun cuando su enfoque se estabilice

Además de seguir manteniendo todos los elementos seguros, los profesionales de TI deben considerar lo que se avecina.

Primero, en algún punto los empleados regresarán a las oficinas. Esto obligará otra transformación sistemática. Segundo, algunas personas querrán seguir trabajando remotamente con más regularidad.  Una encuesta1 de HP reveló que al menos el 34% de los empleados preferiría trabajar de forma remota más que antes.

Es momento de definir cómo serán dichos cambios y qué medidas serán necesarias. Las empresas deberán designar un equipo para determinar cómo cambiarán las políticas de trabajo desde casa. Los equipos de TI deberán decidir qué es necesario, desde dispositivos hasta sistemas de comunicación. El 40% de los tomadores de decisión de TI dijo que fortalecerán la seguridad final como resultado de la pandemia de COVID-192.

Cuando esta pandemia se propagó, muy pocas empresas estaban listas para implementar una transformación tan masiva en poco tiempo. Sin embargo, al seguir dando prioridad a la seguridad y reconocer que la forma de trabajar se verá alterada para siempre, la próxima ola de cambios no tendrá que ser tan disruptiva, ni para profesionales de TI, ni para empleados.

1Encuesta de pulso COVID-19 de HP hecha en marzo de 2020. 850 encuestados en EE. UU., China, y Francia.
2Encuesta breve sobre COVID-19 de HP hecha en marzo de 2020. 1,600 encuestados en EE. UU., Reino Unido, China, Alemania, Italia, India y Japón.