Daniela Fernández Miranda - Estudiante de la carrera de Relaciones Internacionales

El Sistema de Integración Centroamericana (SICA) tiene por objetivo la integración de Centroamérica para constituir a todos los países miembros en una región de paz, libertad, democracia y desarrollo. Sus principios fundamentales van desde la tutela, respeto y promoción de los Derechos Humanos, hasta la creación de una identidad centroamericana como manifestación activa, la voluntad de los países de la consolidación e integración y la solidaridad centroamericana como expresión de interdependencia y apoyo. Más allá de ser una organización centroamericana, SICA es la oportunidad de los países miembros de esta región de unirse y fortalecerse.

Costa Rica ha formado parte del SICA desde la creación de este, igual que miembros como Nicaragua o Panamá; sin embargo, los gobiernos de CR estaban disconformes con el funcionamiento del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Desde su entrada en funciones en 1993, como instrumento para mejorar el marco institucional de la región, su desempeño ha sido ineficiente, poco transparente, reacio al cambio y con un marcado desequilibrio en la representación regional donde, como en todo, la última palabra la tiene quien tenga el poder. En el 2015, Costa Rica decidió dejar de ser parte de esta organización por el descontento y la poca efectividad; sin embargo, en el 2016 se reincorporó con la promesa de un sistema de integración "serio, robusto y transparente". ¿Ahora, es realmente importante que Costa Rica forme parte del SICA?

Si bien la organización ha tenido fallas en sus procesos y trabajos, para Costa Rica ser parte del SICA tiene ventajas importantes que aseguran que con una buena labor podrían mejorar considerablemente a la región y, por ende, al país. La integración no es un fin en sí mismo, sino una herramienta que permite alcanzar objetivos y eso debe ser fundamental para los países miembros: el entender que ser parte de esta organización es solo una herramienta para que, como región, mejoren mutuamente sus posiciones a nivel mundial. Además, teniendo en consideración que los países centroamericanos son pequeños en población y con economías en desarrollo, las oportunidades se ven sumamente reducida. Por tanto, es mucho más efectivo si se presentaran como un bloque económico fuerte y consolidado capaz de aumentar significativamente los consumidores de cada país.

A pesar de que, para el país la participación en el SICA no ha sido más que innecesaria, si esta organización verdaderamente se reformara y se enfocara en trabajar en equipo, el SICA promete ser una herramienta increíblemente útil para el progreso regional. Es evidente que es funcional para el pueblo costarricense no solo mantener sino afinar su posición en el SICA. La integración es cuestión de ser inteligentes y de que todos trabajen por el mismo objetivo, indiferentemente de las posibles ventajas o posibles resultados de cada país miembro. Costa Rica realmente representa una excepción centroamericana en términos de esperanza de vida, gasto en educación y demás, así que su participación en el SICA solo debería mejorar su posición a nivel regional e internacional.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.