Una de las razones que ha incentivado el miedo a comprar en línea es la creciente informalidad comercial que la COVID-19 está trayendo consigo.

Es común que las redes sociales se transformen en un medio de comercialización y promoción de ventas informales pero esta práctica se ha acrecentado como plataforma en los últimos meses, producto de la necesidad de los comercios de mantenerse a pesar de las restricciones de la pandemia. Por eso es necesario prestar mucha atención para evitar que un canal de venta informal le traiga consecuencias negativas a su compra.

Las herramientas como Facebook, Instagram y WhatsApp son de fácil acceso, económicas y con un alto alcance e impacto si son utilizadas de la forma correcta; una campaña de Facebook efectiva es capaz de aumentar las ventas de un negocio de forma considerable. Sin embargo, su uso incorrecto las ha llevado también a convertirse en un arma de doble filo y el móvil perfecto para tiendas fantasma y estafas.

Hay una serie de elementos que los usuarios deben revisar para proteger sus billeteras de alguna treta comercial y a ello dirigiremos esta nota. Apunten y protejan sus compras.

Respaldo más allá del social media

Una red segura siempre está respaldada por un sitio web en el que además de dar más información sobre la marca y otorgar credibilidad al usuario, se realice la acción de compra bajo estándares de seguridad y calidad.

Las redes sociales incluso, ya tienen la opción de redirigir a dicho sitio web para tranquilidad del usuario. Instagram Shopping por ejemplo, permite etiquetar productos a su red social e incluso ver un preview de su precio y características, pero el consumidor es siempre redirigido al sitio web para completar la compra.

Además, al comprar en línea es importante que el usuario verifique siempre la veracidad y seguridad del sitio web porque por supuesto, también es importante saber dónde se están colocando los datos de pago.

Desgraciadamente, mientras que no esté activa la opción de pagar directamente a través de Facebook o Instagram (como sucede ya en Estados Unidos), estas plataformas seguirán siendo un portal para las ventas informales y por ello la necesidad de un respaldo extra.

Unimart.com ha identificado que muchos de los miedos de los consumidores a comprar en línea, vienen de justamente compras que realizaron a través de redes sociales. Los principales temores son:

  1. El robo de los datos de la tarjeta (Unimart.com no guarda esta información después de la compra).
  2. Que el pedido no llegue (Al momento de realizar la compra, el sistema de Unimart.com envía un correo de confirmación y durante todo el proceso de despacho y entrega se notifica al usuario hasta el nombre del mensajero que realizará la entrega).
  3. Que el producto no sea original (Unimart.com cuenta con el respaldo de marcas como HP, Garmin, Nike, SC Johnson y Huawei, y los productos son 100% originales que cuentan con garantía y respaldo de los talleres originales de cada marca).
  4. Que no se permita realizar cambios en caso de que el producto falle (Si el producto no cumple con las expectativas del cliente o necesita un cambio, el usuario siempre puede realizar el cambio del producto. Además, los productos cuentan con garantía Unimart).
  5. No tener respuesta o medio de contacto con el comercio (Las tiendas en línea deben tener un eficiente servicio al cliente y variedad de canales de atención. Los usuarios de Unimart.com pueden contactar a la empresa a través de redes sociales, central telefónica, chat en vivo en el sitio, WhatsApp y correo electrónico).

Si usted desea o necesita adquirir productos a través de una red social que no cuenta con página web, el consejo principal es que se asegure de que los productos son originales, de que la tienda o marca sea real y si es posible, que realice el pago contraentrega en la primera ocasión.

Pruebe los beneficios de comprar en línea de forma segura en Unimart.com.