Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

La pandemia del COVID-19 puso su tienda en nuestro país.  Ante el llamado de las autoridades para que esta enfermedad sea manejable, nuestra mejor colaboración como ciudadanos y como líderes es quedarnos en casa.  De esa manera, limitaremos el contacto social y disminuiremos la transmisión de este coronavirus.

Quedarnos en casa puede asumirse desde diferentes perspectivas: desde rebelarse y escaparse innecesariamente, pasando por quedarse guardado a regañadientes, por tener un tiempo poco productivo frente al televisor, hasta por buscar la forma creativa de aprovechar el tiempo.

Todas las crisis pueden ser una oportunidad.  Depende de cada uno de nosotros el aprovecharlas.  Una crisis puede servirnos para crecer, aprender y avanzar.  Al terminar los tiempos difíciles, podríamos ser mejores personas; eso dependerá de cómo aprovechemos el tiempo en estos días.

¿Quisiera aprovechar los días de aislamiento en casa para bien?  Si así fuera, aquí comparto algunas ideas. Puede expandirlas, agregar acciones, y ponerlas en práctica de la forma en que mejor le convenga.  Y si cree que otros pueden beneficiarse de lo que propongo, envíeles este documento.

Haga de su casa un lugar de armonía

  • Acomode los rincones con desorden para que no le drenen energía.
  • Acondicione su hogar para que sea un lugar donde le encante estar.
  • Revise la decoración y la sensación de cada espacio para que todo le inspire paz, armonía y bienestar, o cualquier otra sensación que haya estado deseando.

Haga de su casa un centro de aprendizaje

  • Escoja una destreza o un tema que quiera dominar.
  • Busque un rincón para hacer sus investigaciones y sus prácticas.
  • Identifique sus fuentes de conocimiento. 
  • Póngase un horario para dedicarse a aprender, y disfrute comprometiéndose con su aprendizaje

Haga de su casa una celebración

  • Haga una lista de las cosas buenas que le están pasando, de las bendiciones que no siempre ve.
  • Escoja tener ánimo de fiesta, atraiga la alegría a su corazón.
  • Ponga música festiva, ¡cante, baile, celebre!
  • Propicie que su gente se contagie de su ánimo.

Haga de su casa un santuario

  • Escoja un lugar especial y conviértalo en su lugar sagrado.
  • Conecte todos los días por unos minutos con su Ser Superior, su Consciencia Maestra, su Dios, o como le llame.
  • Sienta la conexión con El, llénese de paz y de luz.  Medite, agradezca, suplique, adore… lo que su corazón le inspire.
  • Verá cómo cada día le será más fácil establecer esta conexión.

Haga de su casa un gimnasio

  • Tome la decisión de cuidar su cuerpo en estos días.
  • Revise rutinas para hacer en casa y cualquier material (videos, artículos) que aumente su motivación.
  • Arme su plan y escoja los espacios donde hará sus ejercicios.
  • Ponga música animada y haga sus rutinas.  Disfrute de sentir su cuerpo esforzarse. En pocos días notará el impacto.

Haga de su casa una fonda

  • Disponga que usted y los suyos comerán rico, saludable y creativo.
  • Cultive un huerto para tener especies frescas.
  • Explore recetas, invéntelas, adáptelas, pruébelas.
  • Póngale amor a su cuchara y a sus ollas, y deleite a su gente querida.

Haga de su casa un centro de abundancia

  • Aunque crea que tiene poco, dispóngase a compartir sus recursos; le asombrará verlos multiplicarse.
  • Ofrezca apoyo a sus vecinos en sus necesidades.
  • Ordene sus gavetas y su clóset, saque lo que ya no usa y ofrézcalo a quienes pudieran necesitarlo.
  • Agradezca por todos los recursos que tiene.

Haga de su casa un hogar

  • Su casa será un hogar cuando todos se sepan y se sientan amados, cuidados, protegidos y mimados.
  • Busque formas concretas de aterrizar el amor.  Escuche, cocine, limpie, lave trastos, ceda el control del TV, ponga humor, ore con ellos, cuide el jardín, sea generoso, …
  • Su casa será un hogar cuando el Amor esté en el centro de todo, y todos crean que ese es el mejor lugar en el que podrían estar en estos días.

Cuando haya pasado la pandemia, algunas personas habrán visto un montón de series en Netflix, habrán comido y bebido deliciosamente, o habrán dormido a pierna suelta.  Otras personas habrán completado proyectos, habrán adquirido una destreza, o habrán revitalizado sus relaciones más importantes. No se trata de actividades excluyentes, sino de la decisión de cómo aprovechar el tiempo.  Usted, ¿qué énfasis quisiera poner al uso de su tiempo en estos días?