Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio.

De conformidad con la reforma fiscal aprobada en diciembre pasado, la mayoría de las transacciones de bienes o servicios estarán gravadas con el IVA partir del 1 de julio. Así, debido a tanta incertidumbre por la entrada en vigencia del Impuesto al Valor Agregado —impuesto que existe en la gran mayoría de países desarrollados y por desarrollar— comparto algunos temas claves que permitirán tener una idea general:

  1. Sustituye el actual impuesto general sobre las ventas, es decir, lo que antes era impuesto de ventas ahora será valor agregado manteniendo la tarifa general del 13%. Lo anterior implica que no tendremos 2 impuesto al mismo tiempo como erróneamente se ha llegado a entender entre algunas personas.
  2. El IVA gravará la compra de bienes y servicios, siendo muy pocos los bienes y servicios que estarán exentos (sin cobro), como la educación privada formal. La principal diferencia con el impuesto de ventas actual es que la mayoría de los servicios estarán gravados, situación que hoy no se presenta.
  3. El impuesto lo asume el consumidor final. Si usted es asalariado, no tiene más deber que pagarlo cuando consume bienes o servicios gravados.
  4. La tarifa general del impuesto es de 13%. Según el más reciente informe de la Universidad Nacional, el efecto directo del IVA sobre la economía sería poco significativo, pues en principio el reacomodo de las finanzas familiares será pequeño, pues en ninguno de los deciles llega a superar un aumento del 1% en los gastos de las familias.
  5. Existe una tarifa del 4% a los servicios de salud humana privada cuando se cancele en efectivo. Si se paga con tarjeta el impuesto no se cobra.
  6. Si usted está inscrito como contribuyente, debe acreditar el IVA pagado, cobrar el IVA a sus clientes y declarar y pagar el fisco el saldo correspondiente. Es decir, deberá entregar al fisco la diferencia entre el IVA que pagó usted en bienes o servicios vinculados con su actividad económica y el IVA que cobró a sus clientes.
  7. La declaración del IVA es un formulario digital mensual, que deberá presentar dentro de los primeros 15 días del mes siguiente. Por ejemplo, tiene del 1 al 15 de agosto para presentar el formulario correspondiente al mes de julio. El formulario se debe presentar aún y cuando no haya tenido ventas en un mes. Así también, el impuesto se paga aún y cuando sus clientes no le hayan cancelado la factura. Si la factura ya fue emitida, debe cancelar el impuesto.
  8. El arrendamiento de vivienda estará exento (sin pago) si es menor a ₵669.300.
  9. Igualmente, el arrendamiento de locales comerciales paga un IVA del 13% a menos que el inquilino esté debidamente inscrito como PYME ante el MEIC y el monto sea menor a ₵669.300.
  10. Los salarios no pagan IVA.
  11. Lo servicios digitales prestados a través de internet pagarán IVA (Netflix y Spotify) al 13% y es probable que el cobro lo realice su procesadora de tarjeta de crédito o débito. Sin embargo, en este momento está suspendido su cobro hasta que Hacienda defina los detalles.
  12. El retiro de dinero ante instituciones financieras o cajeros automáticos no pagará IVA, así tampoco el pago de intereses, ni el consumo de agua y electricidad en la mayoría de los hogares.

Es importante poner en contexto que el cobro del IVA tiene como fin aumentar los ingresos del Estado para poder seguir financiado el gasto social así como el salario de los empleados públicos. Las finanzas públicas se encuentran en déficit, al gastarse más de lo que ingresa, llegando al punto de cancelar gastos corrientes (salarios) con deuda.

El equilibrio financiero del Estado costarricense es vital para la paz social, pero lo es también controlar el gasto público y los claros y odiosos abusos que se ha venido dando en alguna parte del sector público, como por ejemplo en las universidades públicas.

El Gobierno actual, entendido como el Poder Ejecutivo y el Legislativo, como representantes del pueblo elegidos de forma democrática, deben abocarse en conjunto por la dinamización de la economía, liberando de trabas absurdas el emprendimiento y liberando de costos innecesarios y sobre precios las inversiones extranjeras.

El mejor aliado del fisco es un sector privado pujante, que cancele sus impuestos y se reflejen en servicios públicos de calidad y una adecuada y eficiente atención social a las clases menos favorecidas.