Email

Repaso Dominical Contenido D+

Diego Delfino

Un repaso de angustias y paisajes

17 de marzo, 2019 11:20 am
Un repaso de angustias y paisajes

En las últimas semanas hemos recibido señales inquietantes desde la Asamblea Legislativa, Casa Presidencial, el Poder Judicial y el Tribunal Supremo de Elecciones. Mal haríamos en no darle seguimiento a todos y cada uno de los temas que han acaparado la agenda noticiosa en este 2019. Hagamos un rápido repaso...

Cementazo

Si bien es cierto el Ministerio Público continúa investigando —entendemos que se trata de uno de los casos más complejos que han estudiado en mucho tiempo— no podemos obviar que en días recientes dos exdirectores del BCR que en su momento intentaron denunciar e investigar lo que estaba pasando —Mónica Segnini y Francisco Molina— han dado un paso al frente para denunciar presiones desde la Casa Presidencial en defensa de Paola Mora, Mario Barrenechea y el propio préstamo a Juan Carlos Bolaños. Tanto Segnini como Molina fueron suspendidos de sus puestos (junto a todos sus excompañeros) tan pronto intentaron poner la casa en orden solicitando la renuncia de Mora a la presidencia del BCR (cómo olvidar el incidente de la llamada advirtiendo que había una “bomba” en el BCR...). Muchos pero muchos meses después la administración Alvarado decidió despedir tanto a Segnini como a Molina, equiparando “al suave” sus acciones con las de Mora. Si a estos gestos más que preocupantes sumamos la reciente revelación del número de llamadas entre las estrellas del caso recién aludidas y los tres hombres más cercanos al expresidente Solís (Melvin Jiménez, Víctor Morales Zapata y Mariano Figueres) nos queda claro que en este caso queda mucha tela por cortar y mucha información por revelarse. Del innegable —y mil veces “desmentido”— vínculo entre Gamboa y Bolaños también quedan datos por conocerse que darán luz a la dimensión de la estructura que se montó para beneficiar al empresario. Que figuras tan importantes en el manejo de la administración, la justicia y las finanzas públicas hayan tenido la desfachatez de mentir bajo juramento una y otra vez no puede pasarse por alto. Es cierto que algunos funcionarios (sobre todo de mando medios) actuaron de buena fe, pero cuestionarse a estas alturas hasta dónde llega la pobredumbre moral y legal de este caso es inadmisible. Hemos de seguir pendientes y a la expectativa de lo que determinen las investigaciones de la Fiscalía.

Uber

El propio jerarca del MOPT, Rodolfo Méndez Mata confirmó al Congreso que el proyecto de ley para regular plataformas como Uber presentado por el Ejecutivo fue redactado sin estudios técnicos que sustenten los montos que se pretenden cobrar y sin realizar audiencias para escuchar a las partes interesadas antes de elevar la iniciativa al Congreso. El intercambio entre el ministro y los diputados dejó entrever una vez más el nivel de improvisación e ineficiencia con que se ha manejado un tema tan delicado tanto en la actual administración como en esta. Desde que fue presentado el proyecto de ley señalamos todas sus deficiencias que ahora, una vez más, quedan en evidencia. Regular Uber es una necesidad impostergable y sin embargo, a pesar de que se dieron plazos y plazos adicionales para presentar un proyecto serio, a pesar de que tanto taxistas como Uber estaban dispuestos a colaborar, a pesar de que existen cualquier cantidad de casos de estudio en el extranjero... a pesar de mil pesares... terminamos con un mamarracho. Uber habla de 20.000 familias directamente beneficiadas con el ingreso que generan con la plataforma. Estamos enfrentando índices de desempleo escalofriantes y tenemos, evidentemente, una situación más que compleja con la fuerza roja. Mientras tanto, es evidente que la demanda para el servicio, existe. Según ha dicho la empresa Uber registra en Costa Rica la taza de penetración más alta de América y la tercera del mundo. Mientras tanto, sus conductores siguen operando al margen de la ley, eludiendo tráficos y asustados de los taxistas cada vez más indispuestos. Entonces: ¿vamos a seguir pateando la bola?

Elección de magistrados

El camino al infierno está pavimentado en buenas intenciones. Mucho se habló durante el Cementazo de los cambios que veríamos en la Corte y el Congreso para impedir que nombramientos políticos dieran a luz engendros apocalípticos como el que llegamos a consolidar en la Sala III. Raymundo y todo el mundo nos habló de la lección aprendida y la renovación en ciernes. Un año después nadie se acuerda de nada y tenemos al Foro Justicia diciéndonos que el procedimiento que lidera la Comisión de Nombramientos de la Asamblea Legislativa para encontrar sustitutos a los magistrado que han abandonado la Corte recientemente da pena. Ni más ni menos. ¿La reacción de los diputados? Amenazar con tomar medidas legales contra el grupo de académicos, profesionales y destacados ciudadanos que se tomaron el tiempo de defender los intereses de los costarricenses preparando un estudio sobre la metodología utilizada por los legisladores. ¿Es en serio esto a lo que nos hemos acostumbrado? ¿Son estas costumbres que vamos a seguir validando con una permisividad que raya en la insensatez? Papelón y medio de los legisladores, que, una vez más, parecen olvidar el alcance de sus derechos pero sobre todo de sus deberes.

Poder Judicial: ¿en manos de quiénes estamos?

La sentencia de primera instancia en contra de Carlos Pérez Sánchez, funcionario de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE) que fue condenado a dos años de cárcel por “daños agravados” contra la infraestructura de la empresa durante la huelga nacional es un documento escalofriante tanto en fondo como en forma. Llamarlo adefesio sería tratarlo con cariño. No sorprende entonces que en alzada la sentencia se cayera estrepitosamente. Nótese que el propio Ministerio Público apeló la sentencia de primera instancia, no solo la defensa del imputado. Así de impresentable era el fallo. Pérez fue puesto en libertad a espera de un nuevo juicio y ya está de vuelta en Recope laborando con normalidad y por supuesto condecorado por Albino Vargas, quien por su lado le vendió al país la historia de que se trataba de un preso político (habría que llevarlo a pasear a Nicaragua a ese señor...). Se mire por donde se mire, este es un caso deplorable, que habla muy mal del estado actual de las cosas en el país. Sin embargo, pasó sin pena ni gloria por la opinión pública. Habría que ver cómo reaccionaríamos si fuera a nosotros a quien nos tocara enfrentar a ese “juez” que hasta penas inexistentes para el delito en cuestión se sacó de la manga. Naturalmente se estudiará su resolución en Inspección Judicial pero ese propio tribunal no ha estado libre de serios cuestionamientos en los últimos años así que los ciudadanos, una vez más, no podemos sino mirar con preocupación al Poder Judicial y bajar a todos los santos para que nuestra suerte (y libertad) no quede en manos de personas tan irresponsables o, igual de grave, incompetentes.

De Restauración y el Tribunal Supremo de Elecciones

Penoso episodio se documentó en Cuesta de Moras esta semana. Un grupo de diputados (Comisión de Ingreso y Gasto) liderados por Jonathan Prendas encontró oportuno llamar a cuentas al presidente del Tribunal Supremo de Elecciones el día siguiente en que el país se enteró de que el TSE investigaba a Restauración Nacional por la presunta existencia de una estructura de financiamiento paralela a costas del dinero de los costarricenses. El caso, naturalmente, ha probado por sí solo ser un escándalo de proporciones bíblicas, pero ahora lo que corresponde es que la investigación en vía penal continúe para que se puedan determinar las responsabilidades del caso. Por el momento el propio Carlos Avendaño (presidente y fundador de Restauración) señala a Fabricio Alvarado como la mente maestra detrás de la trama. Más allá de todo este episodio es la convocatoria a Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, en las descritas circunstancias, lo que realmente nos llena de pena ajena y desconfianza, particularmente cuando la misma comisión que ahora pretende “socarle la faja” se hizo de vista gorda cuando tuvo la oportunidad de investigar el mismo caso de Restauración que ahora escaló hasta la vía penal... Una vez más: ¿en manos de quiénes estamos? Para empeorar las cosas la mejor respuesta que pudieron dar las legisladoras Ivonne Acuña y Franggi Nicolás fue acusar a la prensa de ser “perversa” y, en el caso de la primera diputada, insinuar que denunciar lo que es a todas luces evidentes no es otra cosa más que persecución ideológica... pena ajena una vez más. Recordemos, por último, que la información por la que se pretendía “investigar” al TSE 1— Se puede solicitar hasta por correo electrónico 2— No le compete a Ingreso y Gasto... En fin, sea a donde sea que dirijamos la mirada los motivos para preocuparnos sobran. Tendremos que seguir siendo “perversos” y mantenernos muy, muy atentos. La situación así lo amerita.

Águilas que está pasando mucho y no podemos ver al costado.

Parece que le gusta nuestro contenido exclusivo.

Por menos de $1 a la semana puede acceder y apoyar al periodismo independiente.

Lea también

El Abelinazo: ¿tomadura de pelo de primer nivel?

21 de mayo, 2019 12:28 am

TSE señala que Abelino mintió al afirmar que dineros cobrados a sus subalternos eran donaciones a su partido.

Reciba gratis el Reporte Delfino en su correo

Lo enviamos de Martes a Viernes bien temprano.

  • Top
    ¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña vía e-mail.
    We do not share your personal details with anyone.