Opinión

Eugenia Aguirre Raftacco

La elección más compleja

03 de enero, 2019 12:43 pm
La elección más compleja
!

Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Delfino.CR es un medio abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

El domingo 2 de febrero de 2020 se llevará a cabo la segunda edición de elecciones municipales unificadas y a su vez separadas de la elección nacional, después del ejercicio que realizamos en 2016.

Este evento, entraña la complejidad propia de 82 comicios distintos que eligen autoridades locales para el periodo 2020-2024. Más de 6069 personas serán electas en puestos de alcaldía, vicealcaldía, intendencias, viceintendencias, regidurías propietarias y suplentes, además de síndicos propietarios y suplentes y concejales de distrito para ponerse al servicio de sus comunidades.

El perfil, la relevancia y las capacidades de nuestros gobiernos locales han cambiado significativamente en la última década por razones normativas y políticas que tienden a posicionar al gobierno local como la instancia que resuelve mejor a la ciudadanía sus necesidades más inmediatas y  cobra protagonismo en la vida de sus habitantes.

Un ejemplo de ello, es la primera Ley Especial de Transferencia de Competencias que desde 2016 traslada a los gobiernos locales el 22,25% del ingreso de nuestro país proveniente del impuesto a los combustibles para que atiendan de manera plena y exclusiva el 82% de la red vial cantonal que está a cargo de las municipalidades.

Otra señal lo constituye el rol de administrador que ha asumido el Gobierno Local en materia de cuido de la primera infancia a través de los centros de cuido y desarrollo infantil, ello en conjunto con una serie de intervenciones sociales en el territorio que corresponde explorar. Además, recientemente el gobierno suscribió un convenio para que las municipalidades intervengan con el MEP e IFAM en materia de infraestructura educativa.

En materia de seguridad, Costa Rica cuenta en este momento con más de 1000 personas dedicadas a ser policías municipales, que previenen y atienden las diferentes situaciones de seguridad de cada cantón de manera muy destacada y en coordinación estrecha con Fuerza Pública.

Esta tendencia se refleja también en áreas como la de gestión ambiental para la adaptabilidad frente a los efectos del cambio climático, inclusive cantones costeros de nuestro país se interesan por salvar vidas a los bañistas que circulan por sus playas a través de iniciativas de guardavidas municipales.

La gestión que en un número importante de casos es muy destacada y relevante para la calidad de vida de las personas, se realiza con escasos recursos. Según la OCDE (2015) las municipalidades representan sólo cerca del 4% del gasto total general consolidado del gobierno.

Asimismo, por nuestro marco normativo, las mismas funciones se ejecutan tanto en municipalidades con presupuestos abrumadores como en las que cuentan con muy escasos recursos. Esto vale la pena destacarlo pues no hemos sido conscientes como país de cómo se han distribuido las mismas responsabilidades para con la ciudadanía a entes con capacidades muy diferenciadas por razones de diversa índole.

Frente a este cambio que se ha dado en los gobiernos locales, es fundamental elegir a las mejores autoridades políticas para sortear las vicisitudes propias de la gestión municipal en cada cantón. Tanto en la misión gerencial que corresponde a los cargos de alcaldía y vicealcaldía, como a los Concejos Municipales y sus integrantes que son los encargados de trazar las políticas de desarrollo, así como aprobar su financiamiento.

El reto de ser gobiernos locales acordes a las tendencias políticas y normativas recientes debe contar con la corresponsabilidad ciudadana de mejorar los porcentajes de participación electoral que nos permitan elegir a las y los mejores representantes de nuestros intereses comunitarios, particularmente en las zonas más urbanas del país donde el abstencionismo en muchos de estos cantones supera al promedio nacional.

En las votaciones del 2016 el abstencionismo bajó a un 64,8% pero aún es insuficiente de cara a las responsabilidades y la relevancia de los Gobiernos Locales en nuestra calidad de vida. En un próximo artículo me referiré a fenómenos electorales a los que hay que prestar particular atención conforme avance el calendario electoral en el 2019.

Lea también

La elección más compleja (segunda parte)

10 de enero, 2019 7:56 pm
Por Eugenia C. Aguirre Raftacco

En este 2019 podremos vivir intensamente las discusiones sobre el bienestar de nuestra comunidad y la solución de los problemas más cercanos a lo cotidiano.

Reciba gratis el Reporte Delfino en su correo

Lo enviamos de Martes a Viernes bien temprano.