Punto del Reporte

Andrea Mora

Coloración en monos aulladores nos envía alertas

15 de enero, 2019 11:12 pm
Coloración en monos aulladores nos envía alertas
Foto: Panthera Costa Rica

Escuche la versión en audio de este Reporte (para suscriptores D+)

— A todos nos encanta que Costa Rica sea noticia en todo el mundo, como la semana pasada cuando lo fuimos por ser una democracia plena, según The Economist. Sin embargo, a veces lo que nos hace noticia en todo el globo es más bien preocupante y eso fue lo que pasó cuando a finales de diciembre, BBC Mundo le contó al planeta que los monos Alouatta palliata —que comúnmente conocemos como aulladores o monos congos— de Costa Rica se están poniendo amarillos por, presuntamente, contaminación en su hábitat natural.

— Por ello es que este martes conversamos con el investigador y catedrático de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica, Gustavo Gutiérrez Espeleta, para que nos comentara con más detalle qué es lo que está pasando.

— Gutiérrez, quien trabaja en el proyecto de investigación de los cambios genéticos en los monos, nos comentó que desde 2001 la UCR empezó a investigar las mutaciones de las cuatro especies que habitan en Costa Rica: los que conocemos comúnmente como monos titís, los monos araña, los carablanca y los congos. El avance de la investigación llevó a que al proyecto se unieran también la UNA y más recientemente el TEC y es desde hace unos años para acá, que se detectó la coloración anormal en los monos congos.

— Según el especialista, experto en genética, a esta investigación se unió un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) quienes, después de venir a Costa Rica a principios de 2017 a hacer un estudio sobre la pigmentación de los murciélagos, se quedaron en el país para ver qué estaba pasando con los monos aulladores, porque:

Hace siete u ocho años es que empezamos a observar estas manchas amarillas en el pelaje, en el fenotipo de los monos congo. Esto no se presenta en ninguna especie de las otras tres y por eso empezamos a ponerle especial atención, sobre todo en los lugares donde los estábamos encontrando, que eran esos sectores de Sarapiquí de Heredia y el Caribe y ocasionalmente, en Guanacaste, pero con menos frecuencia.

— ¿Qué es lo que está pasando? Pues que se está presentando una transformación del pigmento eumelamina, que es el responsable del característico color oscuro de estos monos, a feomelamina, que es el que produce la coloración amarillenta, rojiza o cafezusca en el pelaje. Lo que marca la diferencia, según el investigador, es que en el componente químico de su pelaje está apareciendo un grupo azufre y eso es lo que cambia el color.

— Sin embargo, como en los estudios realizados hasta el momento no se ha detectado presencia del componente en las células sexuales de los monos, esta nueva pigmentación pareciera no ser un componente hereditario y por tanto es que se puede decir que esa coloración es adquirida. ¿Cómo se adquiere? Pues una de las teorías que manejan los investigadores es que pudiese existir algún componente químico irregular en el alimento más común de los monos, que son las hojas de los árboles.

— El investigador aclaró que el origen de la coloración es algo que aún no se tiene del todo claro pues faltan estudios. Sin embargo, lo que llama la atención es que:

Estos animales únicamente aparecen alrededor de ciertos tipos de cultivos. No los encontramos en selva, en bosques densos primarios o incluso secundarios donde en cierta cercanía no hay cultivos. Nosotros en este momento no tenemos idea de qué genera ese cambio, pero nos lleva a pensar que alguna actividad humana podría estar relacionada con el uso de ciertos agroquímicos, particularmente pesticidas, en ciertos cultivos que de una u otra forma podrían estar afectando la salud ecosistémica de los bosques aledaños.

— Es decir que podríamos estar lanzando algún tipo de químico a los cultivos que infectan las hojas de las plantas, que son la principal fuente de alimento para estas especies y que esto podría ser lo que está cambiándoles la pigmentación.

— En los últimos ocho años las manchas han pasado de ser muy pequeñas en las extremidades y en la cola, hasta irse haciendo cada vez más grandes. Por eso las autoridades reportan que hace menos de un mes les llegó una fotografía de un animal completamente amarillo, lo que lo pone en un riesgo al estar más expuesto a la depredación de carnívoros, lo que podría generar en el futuro un desequilibrio ecosistémico si la cosa sigue así.

— De momento la investigación continúa para definir si realmente es el uso de agroquímicos y pesticidas el que está afectando a nuestros ecosistemas y a todos los que habitan en él, incluyéndonos. Pero para ir empezando y poniéndole el ojo al tema, les dejamos la publicación científica completa por si quieren darle una vuelta y… empezar a preocuparse.

Esta nota es parte del Reporte: Se enciende el debate por las armas lícitas y se acerca la firma del protocolo para el aborto terapéutico.

 

Reciba gratis el Reporte Delfino en su correo

Lo enviamos de Martes a Viernes bien temprano.