Email
Crucitas: memoria y futuro

Si perdemos la memoria, estaremos condenados a repetir nuestros errores. Eso es lo que nos puede suceder con Crucitas.

El futuro de Crucitas, como el del país, está en el desarrollo sustentable; nunca en retroceder al extractivismo. Volver a la minería, como pretenden algunas voces respaldadas por grandes billeteras, será peor que la enfermedad.

Con un cinismo que no deja de sorprender, el PLN hoy se rasga las vestiduras con las noticias sobre Crucitas.  Apelando al olvido, esa fracción legislativa lanza hoy rayos y centellas, indignadísima, contra quienes hace ya 8 años demostramos, en los Tribunales de Justicia, que el Proyecto Minero Crucitas era absolutamente ilegal, y que los estudios aprobados por ese gobierno del PLN tenían enormes contradicciones y vacíos, que de haberse permitido aquel proyecto minero, se habría generado un daño ambiental de proporciones gigantescas, que aún sobrepasaría, por mucho, lo malo que hoy sucede ahí.

Pero el nivel de olvido no queda ahí. Pretenden haber olvidado que la empresa bendecida por el PLN, que llevaría adelante esa dizque “actividad ordenada”, llegó a infiltrarse en lo más íntimo de la Sala I de la Corte Suprema de Justicia, para robarse el borrador de la sentencia de casación sobre el caso. Afortunadamente hubo alguien que denunció y el resultado fue la salida por la cocina del Magistrado Suplente Moisés Fachler. Hasta el escándalo del cementazo, no habíamos tenido tal evidencia del manoseo mafioso de nuestra institucionalidad democrática.

Amparado en el olvido y el cinismo, el Jefe de Fracción del PLN se deja decir en Twitter, de manera absolutamente irresponsable, que la causa de lo que sucede hoy en Crucitas es culpa de la judicialización de la política. Con absoluto irrespeto a la ciudadanía responsable, el diputado Benavides se queja de la gente que, ejerciendo sus derechos, le pide cuentas a quienes han pedido el voto para gobernar. A como va, sólo le falta sacar un proyecto de ley para prohibir las denuncias judiciales a la clase política. Algunos ladrones de cuello blanco aplaudirán con frenesí.

Hay que combatir esa enfermedad del olvido, que cuando se combina con el cinismo se vuelve muy peligrosa. Por ahora, conviene recordar un pasaje de la Sentencia del Tribunal Contencioso, número 4399-2010, de las 10 horas y 40 minutos del 14 de diciembre del 2010, confirmada luego por la Sala I de la Corte Suprema de Justicia:

En relación con este punto, es necesario indicar que en el presente caso ocurre algo excepcional y es que las distintas ilegalidades detectadas y las nulidades declaradas, son todas coincidentes en el sentido de que tendían a la aprobación del proyecto minero Crucitas y varias de ellas se dictaron estando vigente un decreto ejecutivo de moratoria de la minería metálica de oro a cielo abierto, todo lo cual hace viable pensar como posible una eventual concurrencia u orquestación de voluntades para llevar adelante, de cualquier manera, este proyecto minero. Por ello, dada su intervención en el desarrollo de las conductas aquí declaradas ilegales y anuladas, resulta pertinente comunicar lo resuelto al Ministerio Público para que allí se determine si es procedente o no seguir una causa penal en contra de alguna de las siguientes personas: Osear Arias Sánchez, Roberto Dobles Mora…

Ah, pero no, para don Carlos Ricardo y la fracción del PLN los culpables son los que sacamos a la luz todo esto.

Ya nos encargaremos de seguir ejercitando la memoria, para desnudar el cinismo. El mismo que hoy empieza a levantar voces a favor de permitir de vuelta la minería metálica a cielo abierto en el país.

El futuro de nuestro país debe seguir transitando hacia el desarrollo sustentable; es decir, la apuesta por el uso de los recursos, de manera que puedan disfrutarlo las generaciones que aún no han nacido. La minería legal o ilegal, así como la extracción petrolera, son incompatibles con el desarrollo sustentable. Son el ejemplo perfecto de su propia contradicción.

Si hay algo que hemos aprendido a lo largo de todas estas luchas, es que en el trópico húmedo no hay una sola actividad minera que haya sacado de la pobreza a ningún país, y que no haya dejado a los pueblos peor de como los encontraron, pues cuando la minera se va les deja los despojos y la miseria.

La presencia del Estado y la inversión pública en la zona son claves para cambiar el panorama. Esperamos de este gobierno que haga historia y no vuelva a abandonar a Crucitas.

Edgardo Araya Sibaja Columnista

Abogado especializado en Derecho Ambiental y Laboral. Ecologista. Exdiputado y Excandidato Presidencial del Frente Amplio.

Comentarios (2)

  1. Laura Villalobos Cárdenas

    No entiendo don Edgardo, cómo en el mismo párrafo dice que el futuro de nuestro país es apostar por el uso de los recursos, e inmediatamente dice que la minería y la exploración petrolera son incompatibles con el desarrollo sustentable. No se de donde saca don Edgardo los datos para aseverar que “en el trópico húmedo no hay una sola actividad minera que haya sacado de la pobreza a ningún país, y que no haya dejado a los pueblos peor de como los encontraron”. Esta claro que el problema de Crucitas no se va resolver mientras don Edgardo, el PLN y demás politiqueros de turno sigan utilizando el tema cada cierto tiempo para salir en medios y ganarse unos votos.

  2. Carlos Vargas

    Edgardo Araya es un político que habla sin saber. Es muy peligro hablar de algo que no se sabe porque queda en riesgo dejar en evidencia un discurso político, trillado, populista y su propia ignorancia.
    Digo esto con bases muy sólidas, soy geólogo que trabaja en exploración minera en los países más pobres del mundo en África (DRC, Mali, Senegal, Costa de Marfil, Tanzania, Kenia, Ghana, Burkina Faso) que muchos de estos están en el trópico húmedo.
    Voy a hacer énfasis en algo que afirma Edgardo así como Allan Astorga en sus discursos vacíos: “Si hay algo que hemos aprendido a lo largo de todas estas luchas, es que en el trópico húmedo no hay una sola actividad minera que haya sacado de la pobreza a ningún país”.
    Como científico me gusta hablar con números y voy a dar el ejemplo claro de Kibali, una de las minas localizada en la República Democrática del Congo en la cual he trabajado desde el 2011. El Congo está en el top 10 de los países más pobres del mundo y el panorama del NE del Congo era un claro ejemplo de pobreza extrema e inseguridad, con infraestructura inexistente, merodeada por los rebeldes de la M23.
    En el 2009, Randgold Resources toma el proyecto y le cambia la cara a esta zona olvidada del mundo (reportaje del 2014 de Reuters: https://www.reuters.com/article/us-congodemocratic-kibali/randgold-hopes-giant-kibali-mine-will-transform-northeast-congo-idUSBREA470J020140508, reportaje del 2016, http://www.randgoldresources.com/kibali-shows-mining-can-help-make-better-africa ).
    El proyecto ha invertido en la zona desde el 2010 hasta el tercer cuatrimestre del 2018 un total de 2.47 Billones de dólares tanto en obras visibles (casas, plantas hidroeléctricas, carreteras, etc) como salarios, impuestos, pago distribuidores locales y contratistas. Además, en paralelo lleva a cabo proyectos sociales en la comunidad de capacitación y orientación en agroindustria, educación, salud, etc.
    En 8 años esta zona de extrema pobreza tiene una economía activa y un desarrollo que se expande exponencialmente (que personalmente espero que la actividad minera sea ese motor para sacar de la pobreza esta zona). Lógicamente esto no solo depende de la minería como actividad económica, se ocupa de buenos líderes políticos con visión y que sean objetivos y no cínicos como usted.
    Edgardo yo también tengo memoria y lo que usted ha hecho desde el 2002 con su obsesión irracional en contra de la minería ha sido un daño ambiental y social en Crucitas sin precedentes. Tenga humildad, admítalo y hágase a un lado para que las personas, profesionales en la materia, eficientes y con visión de mundo hagan que Costa Rica avance.
    Los líderes que ocupa este país son aquellos que escuchan ambos espectros del problema y toman las mejores decisiones para Costa Rica. No, gente como usted que solo escucha lo que quiere escuchar por personas tan mal informadas en el tema como Allan Astorga, edúquese e investigue antes de opinar.

Lea también

Turismo y regeneración

21 de mayo, 2019 12:43 am

Necesitamos adoptar la mentalidad de que el verdadero turismo cinco estrellas ocurre en comunidades y ecosistemas cinco estrellas.

Reciba gratis el Reporte Delfino en su correo

Lo enviamos de Martes a Viernes bien temprano.

  • Top
    ¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña vía e-mail.
    We do not share your personal details with anyone.