Un educador pensionado de apellidos Montero Soto, a quien el Ministerio de Educación Pública le abrió una causa disciplinaria luego de ser acusado de dar una nalgada a una alumna menor de edad, pretende que la Sala Constitucional anule el artículo del Código de Trabajo que permite continuar los procedimientos disciplinarios contra funcionarios que hayan decidido pensionarse o renunciar.

El caso se tramita en el expediente 18-16810-007-CO y Montero pretende la anulatoria del artículo 685 del Código de Trabajo, alegando que violenta el principio de inocencia, el debido proceso así como varios artículos de la Constitución Política y el convenio 158 de la Organización Internacional del Trabajo.

Artículo 685.- En el caso de haber causa justificada para el despido, los servidores indicados en el artículo inicial de este título no tendrán derecho a las indemnizaciones señaladas, con las excepciones que admitan leyes especiales, reglamentos autónomos de trabajo o acuerdos colectivos concluidos...