Las juezas Adriana Chacón Catalán, Bettzabé Gutiérrez Murillo y Luis Eduardo Mesén García decidieron el 8 de noviembre anterior que la huelga en la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE S.A.) era legal.

Tales conclusiones originaron que el presidente de la República, Carlos Alvarado, solicitara al abogado del Estado acudir a la Sala Segunda de la Corte con un recurso de casación, por considerar que la sentencia violenta el ordenamiento jurídico nacional.

La sentencia de segunda instancia consta de 38 páginas y se refirió a cuatro puntos impugnados por el sindicato de RECOPE: que el movimiento sí fue pacífico; que el movimiento fue atípico y por ende no regulado en el Código de Trabajo; que la cantidad de participantes en el movimiento superó el 50% de afiliados al sindicato, y la condena en costas.

"El servicio no es esencial"

El Tribunal determinó que RECOPE no presta un servicio esencial haciendo uso, en primer término, de un endeble decreto ejecutivo emitido por la administra...