Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

De manera similar con un hogar, el Estado debe distribuir sus ingresos en el pago de sus deudas, en la educación de sus miembros, en los servicios de salud, en inversión en infraestructura, en ayudar con a sus adultos mayores, en la seguridad, etc.

El Gobierno ha venido —de manera constante— presentando mayores egresos que ingresos, por lo cual ha tenido que recurrir a deuda para poder financiar sus gastos. La consecuencia de esto es que  actualmente existe un déficit fiscal que supera el 6% del Producto Interno Bruto esperado para este año.

La Reforma Fiscal es urgente para nuestra economía, y es una obligación de todos los ciudadanos conocer sus componentes y cómo nos afectará.

¿Qué es una Reforma Fiscal o Tributaria?

Cuando nos encontramos ante cambios estructurales en los sistemas de tributación en una jurisdicción o economía específica, decimos que nos enfrentamos a una reforma fiscal. Se requieren transformaciones fuertes en cómo se cobran los tributos, en los mecanismos de recaudación, así como en los impuestos y tasas que se fijan para los diferentes tipos de contribuyentes.

Las últimas 3 reformas fiscales que se realizaron en nuestro país, que generaron importantes transformaciones para los contribuyentes, son:

  • Reforma a la Ley del Impuesto General sobre las Ventas (1982)
  • Reforma General a la Ley del Impuesto sobre la Renta (1988)
  • Reformas al Código Tributario (1995-1997)

Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas

El proyecto de ley, con expediente 20.580 consta de 5 Títulos. Los primeros cuatro tratan un tema particular cada uno, y el último de ellos hace referencia a artículos transitorios de importancia para la aplicación de esta normativa. Los principales puntos de esta reforma, de manera sencilla son:

I. Ley de Impuesto al Valor Agregado

Establece un impuesto sobre el valor agregado en la venta de bienes y en la prestación de servicios, realizados de manera habitual, por contribuyentes, en Costa Rica.

¿Qué diferencia al impuesto de ventas (IV) que tenemos actualmente, del impuesto al valor agregado (IVA)? Principalmente son 2 temas importantes: primero, que la prestación de servicios está incluida dentro del IVA, lo que aumenta la base contributiva sobre la que se cobrarán estos impuestos. Segundo, que permite una mayor trazabilidad, esto quiere decir que permite brindarle seguimiento al pago de los tributos en toda la cadena productiva, detectar posibles evasores y permitir un cobro más preciso de cada una de las etapas productivas o generadoras de valor.

II. Ley de Impuesto a los Ingresos y a las Utilidades

Estos artículos reforman la ley actual de Impuesto a la Renta 7.092. Se incorpora el concepto de establecimiento permanente (figura para gravar contribuyentes de otra jurisdicción que negocian y permanecen al menos 183 días en el país); modifica los rangos de cobro de impuesto a la renta, siendo el 20% el porcentaje más alto que se pagaría sobre el exceso de renta que supere los diez millones de colones de renta neta anual.

Además, se agrega un capítulo nuevo de rentas de capital y de pérdidas y ganancias de capital; se incluye el principio de libre competencia para partes relacionadas, para lo correspondiente a Precios de Transferencia, esto permitirá mejorar la recaudación en grupos económicos nacionales e internacionales.

III. Modificación a la Ley de Salarios de la Administración Pública

Propone agregar un capítulo para el ordenamiento del sistema remunerativo y del auxilio de cesantía para el sector público, esto incluye al Poder Ejecutivo, los órganos adscritos a los ministerios, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, el Tribunal Supremo de Elecciones, Instituciones Autónomas, Semiautónomas, empresas públicas del Estado y las municipalidades.

Define con precisión los principales aspectos relacionados a la remuneración del sector público, como la dedicación exclusiva, dietas, evaluación del desempeño, incentivos, sobresueldos, pago por prohibición, salario base y total. También determina los porcentajes para nuevas contrataciones de pago por dedicación exclusiva (con un máximo de 25%), la compensación con prohibición (con un máximo de 30%), genera límites máximos para los pagos de los altos jerarcas de las instituciones públicas, además incluye el componente de evaluación del desempeño de los servidores públicos, así como la evaluación anual, requerida para recibir la anualidad respectiva.

IV. Responsabilidad fiscal de la República

Este título incluye una serie de disposiciones para mejorar y delimitar la gestión de las finanzas públicas, para lograr que la política presupuestaria garantice la sostenibilidad fiscal a largo plazo, principalmente se enmarca en la aplicación de lo que se denomina “regla fiscal”. La Regla Fiscal se entiende como un límite al crecimiento del gasto corriente, que estará limitado por una proporción del crecimiento promedio del PIB, y por una relación entre la deuda del Gobierno y el PIB respectivo.

Estos son los grandes componentes de la Reforma Fiscal, que se encuentra en discusión en la etapa de mociones en el plenario de la Asamblea Legislativa; es requerido que esta reforma fiscal se apruebe como un primer paso para lograr estabilizar las finanzas públicas de nuestro país y poder avanzar en la construcción de la Costa Rica que todos deseamos.