Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

El día de hoy, de manera unánime, la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR), decidió comprar letras del tesoro al Ministerio de Hacienda (MH), por un monto aproximado 498 mil millones de colones, a un plazo de 90 días, con la tasa de interés pactada igual a la tasa básica pasiva del BCCR.

¿Cómo se explica este proceso de manera simple?

El MH es esa familia que no tiene dinero suficiente para sufragar todos sus gastos de este semestre, y tiene 2 opciones para poder recibir fondos:

  • Endeudarse en el mercado, con entidades financieras internacionales, a una tasa de interés del mercado, que representa mayores costos para el MH y a los plazos que el mercado estipule.
  • Endeudarse con una entidad “hermana”, como el BCCR, que le brinda un plazo más cómodo (90 días) y una tasa de interés más baja (la tasa básica pasiva).

Así, el BCCR emite dinero, por un aproximado de 498 mil millones de colones, y el MH le brinda letras del tesoro, que son compromisos de pago por parte del Estado, para cancelar esta deuda.

Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, indica que tienen presupuestadas diferentes fuentes de financiamiento para que en 90 días puedan devolverle este dinero —más los intereses— a las arcas del Banco Central. Según Aguilar, por cada colón que se está endeudando, cuentan con dos colones como opción para cancelar esta deuda en 90 días.

¿Qué implicaciones macroeconómicas tiene el uso de este instrumento?

Si bien la Ley Orgánica del Banco Central  permite la utilización de este mecanismo, no ha sido utilizado desde 1994, en el contexto de la Crisis del Banco Anglo, porque es una medida riesgosa y que no es bien vista por los mercados internacionales, por la alerta de crisis que representa para la economía costarricense.

Inflación

Uno de los principios en política monetaria, es que la emisión de dinero por parte del Banco Central, generan liquidez para el mercado, un exceso de oferta de dinero en la economía costarricense y repercute directamente en el nivel de precios general de los mercados internos. La meta del BCCR para este año es mantener la inflación entre 2-4%, según Rodrigo Cubero, presidente del BCCR, al cancelar esta deuda en 90 días máximo, esto no afectará la inflación. Sin embargo, todas las teorías económicas, la situación fiscal y de convulsión social actual en nuestro país, así como la presión de los mercados internacionales, nos dicen que habrá una fuerte tendencia a la inflación en Costa Rica, a menos que el BCCR intervenga nuevamente para sostener su meta de inflación.

Tipo de cambio

 La razón de cambio entre el colón y el dólar estadounidense ha experimentado fuertes incrementos en el último mes, depreciándose en más de 10 colones, lo cual tiene implicaciones negativas para los importadores, para las personas endeudadas en dólares, para productores cuya materia prima se importe, entre otras. Según el presidente del BCCR, esta transacción es 100% en colones, por lo que no debería afectar el tipo de cambio. Lamentablemente esta conclusión de Cubero, minimiza los factores que intervienen en el tipo de cambio, como lo son la confianza en la moneda nacional, la presión de los agentes por refugiarse en monedas más duras (dólares, en este caso), el alto riesgo de inversión en entidades estatales, entre otros. Por las decisiones tomadas en este día, es de esperar que la moneda costarricense se deprecie aún más, lo que se reflejaría en un tipo de cambio mayor, a menos que el BCCR intervenga en el Mercado de Monedas Extranjeras, como lo ha venido realizando en los últimos meses.

Efectos en la inversión, empleo, tasas de interés

A pesar de que el MH y el BCCR están tratando de dar señales de confianza, y que esto servirá para ordenar las acciones de Hacienda (lo cual es cierto), las repercusiones que se esperan a mediano plazo si no se aprueba la Reforma Fiscal y se continúa con estas medidas, son: mayor desconfianza en el mercado costarricense, recelo por parte de los organismos financieros internacionales, perjuicios en la calificación de riesgo de CR, reducción en la inversión extranjera directa, bajas en la producción, posible aumento en el desempleo, presión sobre la tasa de interés, disminución en el consumo general de la economía, entre otras.

Situación socio-política

Estas acciones son reflejo de la necesidad urgente de la aprobación del Proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, proyecto que si bien desearíamos que fuera mucho más progresivo, es el proyecto que ha generado consensos dentro de la distribución de las actuales fuerzas políticas en la Asamblea Legislativa, y que puede generar un respiro a las finanzas públicas actuales en las arcas del Estado. La medida tomada hoy por el BCCR y el MH representa también una medida de presión hacia la Asamblea Legislativa para que aprueben este proyecto, y para que el movimiento de huelga nacional, anteponga la situación macroeconómica del país, y logren un acuerdo con el Gobierno de la República.