La magistrada de la Sala Segunda de la Corte Suprema, Julia Varela Araya, aún no tiene asegurada su reelección para un tercer periodo, pues el Congreso tiene opiniones divididas —que podrían convertirla en la primera alta juez a la que los diputados no le renuevan el nombramiento— luego del escándalo de cementazo.

A Varela se le vence su nombramiento el 16 de septiembre del 2018 y desde el 16 de julio anunció el querer continuar en el cargo, por lo que la Asamblea Legislativa inició el procedimiento respectivo para definir su continuidad o no.

Aunque normalmente la Comisión de Nombramientos --encargada de recomendar al Plenario cómo actuar en estos casos-- emite un informe mayoritario que el resto de bancadas adopta a la hora de votar, en este caso hubo un empate 3-3 en el órgano legislativo, por lo que hay dos informes: uno recomendando renovar el nombramiento y otro que no.

El empate no debió haber ocurrido, sin embargo, el diputado de Restauración Nacional, Carlos Avendaño estuvo au...