Para que el eslogan presidencial haga sentido (“La Costa Rica del bicentenario”) hacen falta un par de ajustes en cómo funciona el país, estará la mayoría de acuerdo.

Por el lado de las reformas políticas encontramos los siempre mencionados temas, como el reglamento de la Asamblea Legislativa. Y por el lado de las reformas administrativas observamos que el desbalance funcional entre instituciones genera una generalizada insatisfacción ciudadana en cuanto a la eficiencia gubernamental.

En junio de este año, el presidente de la República, Carlos Alvarado, conformó dos comisiones: la Comisión de Reforma del Estado, a cargo del ministro de la presidencia, Rodolfo Piza, y la Comisión de Reforma de Administración Pública, a cargo de la ministra de MIDEPLAN, Pilar Garrido.

Respecto a la Comisión de Reforma del Estado puede repasar aquí de qué se trata. Hoy, desmenucemos la de Administración Pública.

Si bien, desde la perspectiva política ambas comisiones trabajan en temas distintos, desde la ...