Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Este 25 de julio se cumplió el primer año de la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Laboral (RPL), la mayor modificación a la legislación laboral desde que entró en vigencia el Código de Trabajo en el ya lejano 1943.

Pero este mes de julio no solo marcó esta importante fecha, sino que, además, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social conmemoró el pasado 2 de julio los 90 años de la creación de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social por parte del presidente de la época, don Cleto González Víquez, quien un 2 de julio de 1928, decretaba la creación esta Secretaría con una serie de funciones, la primera de ellas la creación del Código de Trabajo, además de la “suprema inspección de todas las leyes relativas al trabajo y previsión social”.

90 años después y pasado un año de la entrada en vigencia de la RPL, podemos ver resultados muy importantes y significativos en cuanto a los servicios que brinda nuestra institución.

El esfuerzo hecho por el Gobierno de la República y, más específicamente, por la cartera de Trabajo y Seguridad Social, para la implementación de esta reforma, hoy rinde  frutos que ya están siendo sentidos por nuestros usuarios.

Hoy tenemos a la Dirección Nacional de Inspección y a la Dirección de Asuntos Laborales más fortalecidas gracias a la contratación de 108 personas funcionarias que están dedicadas a atender las nuevas funciones adquiridas por el MTSS y a reforzar los servicios ordinarios de la institución.

Una de las modificaciones más importantes, es la creación de un procedimiento especial, célere y cautelar, atinente a la protección de fueros especiales y debido proceso, el cual pretende que en casos de violación a protecciones privilegiadas que el ordenamiento jurídico le ha concedido a determinadas situaciones (incluida la discriminación), deban ser tratadas de manera prioritaria y singular, tanto por parte de las autoridades administrativas, como judiciales laborales, con el fin de no prolongarlas en el tiempo.

Gracias a este fortalecimiento institucional, hoy atendemos a más de 8 mil personas adicionales en nuestro servicio de atención diaria para asesoría y cálculo de extremos laborales. Por otra parte, en temas de conciliación laboral, en un año de la RPL se han atendido alrededor de 1.700 procesos más que en el mismo período anterior (Jul. 2016-jul. 2017).

En cálculos y asesorías, los tiempos de espera para una cita en el MTSS pasaron de más de un mes a solamente 12 días. En el caso de las conciliaciones, las personas empleadoras y trabajadoras pasaron de esperar dos meses o más a tres semanas por la cita para este servicio. Desde la entrada en vigencia de la RPL se han llevado a cabo 13.873 conciliaciones y se ha conciliado por un monto de ₡4.204 millones.

Modernización y mejora de servicios a 90 años del MTSS

90 años después podemos sentirnos orgullosos de esta vetusta institución claros en que hemos cumplido con esta sagrada tarea y hoy nos adecuamos a las nuevas formas de trabajo y a la digitalización de una gran parte de nuestros servicios, adaptándonos a los cambios que exige el mundo laboral.

Recientemente anunciamos la ampliación del Sistema de Agenda Electrónica que hoy permite a las personas trabajadoras y empleadoras sacar sus citas para cálculo, asesoría y conciliación en prácticamente todo el país, es decir, ya el servicio dejó de estar centralizado en San José y hoy se puede sacar una cita en las cabeceras de provincia.

Este acercamiento a nuestros usuarios no se limita al tema de los derechos laborales, sino que también pueden las personas pensionadas de los regímenes administrados por la Dirección Nacional de Pensiones solicitar sus certificaciones en las distintas oficinas regionales a lo largo y ancho del país.

La nueva metodología aplicada por la Dirección Nacional de Inspección hoy enfoca su forma de atención en la cobertura de personas trabajadoras en lugar de hacerlo por cantidad de empresas, lo que permite una mayor fiscalización del cumplimiento de los derechos laborales.

Recientemente, el Consejo Superior de Trabajo, ente tripartito, aprobó, de manera unánime, las nuevas Guías Técnicas para la Implementación del Teletrabajo en las Empresas, con lo que las personas empleadoras y trabajadoras tendrán una orientación y apoyo técnico para la implementación del teletrabajo en las empresas del sector privado ofreciendo un punto de vista general que oriente la contratación y ejecución de esta modalidad de trabajo, de forma tal que se generen oportunidades de trabajo decente en un contexto de diálogo social.

Los insto para que sigamos reforzando nuestra paz laboral, no solo mediante el respeto de los derechos laborales y el mantenimiento de las mejores relaciones obrero-patronales basadas en los principios de la buena fe, sino manteniéndonos apegados al diálogo social como elemento fundamental de nuestra democracia.