Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Quienes visitan Costa Rica se encuentran con un país en el que el verde copa todos los espacios, invitando desde el primer momento a recorrerlo y conocer todos sus rincones. Luego, llegado el momento de concretar algún viaje, surgen interrogantes como la seguridad en el lugar o el tiempo que toma llegar al sitio deseado. Este segundo aspecto, aunque pudiera parecer trivial puede determinar en algunos casos la selección de un destino sobre otro cuando se trata de turismo, y sin duda es un elemento clave cuando de logística de cargamentos se trata. De regreso de Limón estos elementos fueron parte de una conversación mientras la presa en el Parque Braulio Carrillo nos detenía.

La infraestructura y el desarrollo sostenible van de la mano, más allá de las magnitudes de su impacto existe bastante consenso sobre dicha relación. En donde pudiera haber ciertos debates es en torno a qué sectores priorizar (Why Infrastructure Matters: Rotten Roads, Bum Economy). Con esto en mente, el primer paso es ubicar a Costa Rica con respecto a otros países en materia de infraestructura, para ello el Índice de Desempeño Logístico (IDL) del Banco Mundial es un buen referente. De acuerdo a dicho índice Costa Rica ocupa el puesto 89 entre 160 países, estando por debajo de países como Panamá (40), El Salvador (83) y por encima de Nicaragua (102), Guatemala (111), y Honduras (112).

El IDL se orienta específicamente a la logística, pero sin duda da cuenta de la infraestructura general del país, al final de cuentas la carretera por la que transitan los camiones que van y vienen al Puerto de Limón son las mismas que usan los turistas. Para indagar un poco más sobre el tema de la vialidad construimos un índice propio sobre los tiempos de traslado, y para ello nos basamos en las técnicas del análisis de datos utilizando como fuente Google Maps, desde donde se establecieron relaciones de distancia y tiempo (medido en kilómetros por hora) entre las principales ciudades de varios países con distancias superiores a los 100 Km entre ellas.

El resultado de lo anterior fue que el promedio del tiempo de traslado entre las principales ciudades de Costa Rica fue de 54 Km/hora, similar a Nicaragua y El Salvador, y por debajo de Panamá (74 Km/hora) y Honduras (57 Km/hora). A lo interno de Costa Rica también se observan diferencias de las velocidades entre San José y otras ciudades, pasando de velocidades promedio de 60 Km/hora hacia Liberia, Nicoya o Golfito, hasta la más lenta hacia Limón y Quesada con velocidades inferiores a los 45 Km/hora. Si bien esto es una medida aproximada, la misma toma en cuenta múltiples factores, permitiendo cierta confiabilidad en los datos, y en especial en tiempo real.

¿Qué implicaciones tienen estas diferencias? Por un lado el hecho que el tiempo de traslado de mercancía desde el principal puerto del país a San José sea aproximadamente 40% más lento que el equivalente en Panamá es una señal de competitividad nacional. Por otra parte están los tiempos de traslado internos, cuando un turista considere ir a Limón evaluará el tiempo de traslado y la accidentalidad como un factor a considerar. Pero no todo es competitividad, y ahí es cuando la sostenibilidad ambiental entra en escena, algo que sin duda da a Costa Rica un elemento diferenciador a nivel de marca país. La gran incógnita es ¿cuál es el equilibrio óptimo?