Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Ante las consultas realizadas por colegas periodistas y las publicaciones de algunos medios de comunicación que informan sobre la apertura de una investigación preliminar instruida por la Secretaría del Consejo de Gobierno contra mi persona, por un supuesto tráfico de influencias, me permito señalar lo siguiente:

  1. A la fecha no he sido notificado formalmente sobre la apertura de un proceso de investigación preliminar en mi contra ordenado por el Consejo de Gobierno. Atenderé, en tiempo y forma, cualquier requerimiento administrativo o de control político.
  2. Considero que, ante una denuncia, la decisión de instruir una investigación preliminar es prudente y consecuente con los compromisos éticos y de transparencia. Ante la duda, es oportuno activar los mecanismos de control que la ley ordena y el Estado de derecho garantiza, no sólo para acercarse a la verdad real de los hechos, sino para garantizar el derecho de defensa que le asiste a cualquier persona.
  3. Es absolutamente falso que, en ejercicio de mi cargo, haya solicitado o gestionado recursos, por cualquier medio, para alguna organización, independientemente de su naturaleza, donde participen familiares, o para algún familiar en específico. Quien diga lo contrario, miente.
  4. La reunión que solicité desde la Presidencia Ejecutiva del SINART, S.A., por medio del exviceministro de Trabajo, ante INFOCOOP, fue siempre para el SINART, S.A., es decir, para la empresa que represento, para fines institucionales, públicos y transparentes, no para un familiar. En funciones, nunca he solicitado o gestionado, ante ninguna entidad pública o privada, favores para mi familia. Quien diga lo contrario, falta a la verdad.
  5. La reunión programada en INFOCOOP, gestionada por el exviceministro de Trabajo, sería atendida de nuestra parte por el subdirector general del SINART, S.A. Yo decidí no participar en el encuentro, sin embargo, la reunión no se realizó. Ni el subdirector general del SINART, S.A., ni el gerente general de COOPEASESORÍAS, a quien no conozco, con quien nunca he hablado y, lo más importante, no es familiar, se presentaron. Nunca, entonces, se concretó una solicitud formal ante INFOCOOP, por ninguna vía. El objetivo de la reunión era valorar con personal técnico de INFOCOOP las posibilidades reales de entrar en una negociación comercial.
  6. Durante los últimos dos años, en cumplimiento de mis obligaciones, he sostenido reuniones de trabajo con autoridades y funcionarios de entidades financieras, bancos estatales, empresas públicas, ministerios y todo tipo de organizaciones, buscando, generalmente, apoyo económico, patrocinios o esquemas de financiación para el SINART, S.A. Esa tarea ha sido parte consustancial de mi trabajo y, en la gran mayoría de casos, la única forma de darle contenido económico a proyectos de producción o transmisiones, y a las líneas de negocio a nuestro cargo.
  7. Desde agosto de 2017, el exministro de la Presidencia atendió la denuncia presentada en mi contra. Fui convocado a su despacho el 22 de agosto de 2017. Ese mismo día aporté la prueba en mi poder y me referí con detalle a las gestiones realizadas. No supe más del tema hasta el 3 de mayo de 2018, más de ocho meses después, cuando recibí la llamada telefónica del exministro de Comunicación. Me pidió, a nombre del Presidente de la República, renunciar a mi cargo a cambio de no ordenar una investigación y hacerlo público. Según me informó la queja fue promovida ante el señor Presidente por la ministra de Cultura y Juventud.
  8. Oportunamente, podré referirme con detalle a los intereses y motivaciones de carácter político que promovieron esta denuncia.