Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Durante la campaña electoral fue común ver a diferentes medios locales replicar noticias de Bloomberg con respecto al comportamiento del precio de los bonos externos de Costa Rica y una posible correlación con la campaña política. Si los bonos “bajaban de precio” un lunes, entonces se identificaba algún acontecimiento político importante (encuesta o resultado) de ese fin de semana como la principal causalidad.

El análisis del precio de un bono se debe realizar con mayor detalle, en especial si las noticias que se publican generan confusión e incertidumbre en la población sobre por  qué caen de precio los bonos y cómo esto los puede llegar a afectar.

¿Qué es un bono?

Un bono es un instrumento de deuda utilizado por empresas y Gobiernos para captar dinero. Funciona por medio un acreedor y un deudor. El deudor obtiene el dinero inmediatamente, por ejemplo en este caso el Gobierno de Costa Rica y lo utiliza para pagar salarios, construir escuelas, entre otros.

Por su parte el acreedor, en este caso el inversionista, presta su dinero a cambio de cupones, a una determinada tasa de interés (con periodicidad) y al vencimiento se le devuelve el principal.

Por ejemplo, si usted decide invertir $100.000 en el bono de Costa Rica al 2023 y este paga una tasa de interés de 4,25% anual, usted va a recibir $4.250 anuales de aquí al 2023 y cuando venza el plazo del bono se le devuelven los $100.000. Pero no es así de sencillo, ya que lo que se debe calcular es el rendimiento = intereses/precio.

¿Qué es y por qué varía el precio de un bono?

Normalmente un bono se emite con precio de 100. Por ejemplo, si usted quería invertir $100.000 en la colocación de bonos de Costa Rica al 2023 y este estaba a un precio de 100, entonces tuvo que pagar los mismos $100.000. Pero luego estos bonos se transan en un mercado secundario, es decir que se vuelven a vender y a comprar, entonces el precio de bonos varía con base en la oferta y la demanda del bono (mayor demanda = mayor precio = menor rendimiento y viceversa).

Existen factores técnicos y de riesgo que afectan la oferta y la demanda de un bono..

Factores técnicos: Para determinarlos se utilizan mediciones como el rendimiento al vencimiento y el spreadEl rendimiento al vencimiento se calcula como el retorno de los intereses del bono traídos a valor presente, si el inversionista decide preservar el bono hasta que se venza. Un mayor rendimiento al vencimiento vuelve más atractivo un bono y aumenta su precio.

El spread es la diferencia entre los rendimientos de 2 bonos con características de riesgo diferentes. En el caso de los bonos de Costa Rica por ejemplo, se calcula restando el rendimiento de estos, menos el rendimiento de un bono muy seguro, como una nota del Tesoro de EE.UU. con un vencimiento similar.

El spread entonces se utiliza como medida de comparación con otros bonos soberanos de características similares (Rep. Dominicana, Panamá, etc.) para determinar en cual es más riesgoso invertir.

Factores de riesgo: Pueden ser factores externos e internos. El principal problema de Costa Rica en este momento es su déficit fiscal. El hecho de que al Gobierno le falte dinero, incrementa las posibilidades de que el mismo no pague los intereses de la deuda que mantiene con los inversionistas, esto hace que disminuyan la demanda y el precio de los bonos soberanos.

Externamente por ejemplo, lo que ha pesado bastante sobre el precio de los bonos este año, es un contexto en el que la Reserva Federal de EE.UU. va a realizar aumentos en las tasas de interés. Si los activos más seguros del mundo, como los bonos de deuda de EE.UU., aumentan sus rendimientos, disminuyen la demanda de otros bonos más riesgosos ya que se vuelven menos atractivos.

Aquí hay que destacar el papel de las calificadoras de riesgo como Moody’s y Fitch, quienes realizan un análisis de la situación económica y política de un país, para determinar la calificación de un determinado bono, con una escala que va de Aaa (la mejor calificación) a C (la peor calificación).

¿En qué me afecta el precio del bono?

Si usted no invirtió en uno de estos bonos, en nada. El análisis va en línea con la Curva de Rendimientos, la cual compara el rendimiento de los bonos de Costa Rica actualmente con su respectiva duración. Si los bonos caen de precio, aumentan los rendimientos y se desplaza la curva hacia arriba. Por lo tanto, a futuras colocaciones de deuda del Gobierno le podrían exigir un mayor rendimiento, aumentando el gasto del país.

¿Qué dice Bloomberg?

Bloomberg, ante la elección de un nuevo presidente en nuestro país, revisó el lunes los gráficos de los precios de los bonos al 2023, 2025 y 2045 para ver qué había pasado. Es entonces donde se dio cuenta que los bonos al 2023 cayeron un trágico 0,3%. Para “meterle más carnita al asunto”, hablan de que los spreads y los rendimientos aumentaron, paso lógico ante cualquier caída en el precio, como ya se explicó anteriormente. Además, llaman a analistas de banca de inversión, los cuales explican que ahora Costa Rica es más riesgoso porque Fabricio tiene una mayoría legislativa y es menos probable que se apruebe un plan fiscal.

Aquí hago un paréntesis para referirme a los reportes de distintos bancos de inversión que han circulado en Whatsapp. Adhieren a la misma lógica, Fabricio = mayoría en la Asamblea = menos riesgo. El trabajo de estos analistas es sumamente respetable, pero por citar un ejemplo, ninguno de los reportes menciona la alianza con Rodolfo Piza, ni la incorporación de su equipo económico. El PUSC tiene un equipo económico de lujo, y los diputados del PAC y el PUSC suman 19, cantidad nada deplorable.

Ante la mención de la aplicación del IVA en todos los programas de Gobierno y la aprobación de la vía rápida de la Ley del Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, se está enviando una clara señal a las calificadoras de riesgo de que en el país existe un consenso generalizado de la necesidad de sanear las finanzas públicas. Así que una “minoría legislativa” no debe ser un impedimento para la aplicación de una reforma fiscal.

Fin del paréntesis. Seguimos con don Bloomberg, a quien se le olvidó mencionar que los bonos COSTAR 2023 habían caído un 0,3% hace 2 semanas y la semana pasada tuvo 2 aumentos de 0,2%. También, el precio de los bonos de Rep. Dominicana al 2023 (también calificación BB-) cayeron un 0,4% hoy. Pero si ellos no tuvieron elecciones ¿Entonces?

Para hablar y comer pescado…

Incluso a Fabricio le pasó las del Chavo, le echaron la culpa por las famosas caídas en los bonos en Febrero, cuando en realidad cayeron drásticamente casi todos los bonos soberanos en dólares ante el panorama de un aumento de tasas por parte de la FED.

Por ejemplo, se puede ver el gráfico del índice de bonos en dólares de mercados emergentes que calcula Barclays (Barclays EM USD Aggregate Total Return Index Value Unhedged):

Fuente: Bloomberg

 

Una caída en los precios de los bonos de 0,3% no es suficiente para desplazar la Curva de Rendimientos Soberana de Costa Rica. Este tipo de titulares se debe guardar para cuando hayan caídas significativas en el precio de los activos (que lo diga el S&P 500 estos 2 meses), por ejemplo de ± 5%: “now we’re talking”; de lo contrario es forzar la noticia ante un acontecimiento importante.

Las correlaciones no son sinónimos de causalidades y a mi parecer, se debió titular: “Bonos de Costa Rica no presentaron mayores variaciones ante resultados electorales”.