Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

No acostumbro involucrarme en temas electorales. Sin embargo, hoy quiero hacer de conocimiento público mi intención de voto porque siento que no puedo dejar de hacerlo en este momento que vivimos.

Nací en el seno del Partido Liberación Nacional y mi corazón es socialdemócrata. Dentro de Liberación Nacional fui testigo de una de las luchas más hermosas que hemos dado como país, la lucha por la paz en Centroamérica.

Esta cruzada por la paz me enseñó que no puede haber paz sin diálogo. No puede haber paz sin respeto entre los seres humanos. No puede haber paz sin igualdad. Tampoco puede haber paz sin libertad.

Como hija de un luchador por la paz, como hija de una luchadora por la igualdad, como la idealista que soy, pero ante todo como una costarricense más, deseo hacer público mi apoyo a Carlos Alvarado.  

No será la primera vez que voto por el PAC. Lo hice en el 2002, llena de orgullo, entusiasmo e ilusión, cuando voté por Margarita Penón para la Asamblea Legislativa. El próximo domingo lo volveré a hacer con la certeza de que un gobierno de unidad nacional solamente fortalecerá y engrandecerá nuestra democracia. 

A pesar de tener diferencias en algunos temas con el PAC, siempre estaré del lado de los derechos humanos. Por encima de partidos políticos, siempre me podrán encontrar en las luchas por la igualdad, por más justicia social y por preservar nuestra paz.

¡Este próximo domingo salgamos todos a votar! Es por Costa Rica.