1.

Carlos y Fabricio siguen a la pesca de adhesiones y acuerdos

— El río sigue revuelto. De la reunión de Carlos Alvarado con Óscar Arias el viernes pasado no hay mucho que decir: se tomaron un café y midieron terreno sin profundizar mucho en política, hablando más bien de arquitectura y de Inglaterra y tal. De más provecho fue el acercamiento con Laura Chinchilla que básicamente le dio a entender a Carlos que si hace por dónde reparar las relaciones con el PLN podría sumar aliados importantes de cara a la Segunda Ronda. Se la dejó difícil, pero no tanto como a Fabricio, con quien se reunió ayer lunes y le dejó claro que ella no quiere saber nada de sacar a Costa Rica de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. No esperábamos menos de Chinchilla.

— El lunes legó también dos "adhesiones" tibias pero muy significativas en cada bando. Christiana Figueres publicó un mensaje en diversos medios (en cuenta el nuestro) en el que dijo que no se puede aspirar a gobernar en contra de los dere...