Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Sergio Mena logró, el pasado domingo 7 de enero en el debate del TSE, recordarle al electorado que es un candidato con el potencial para dirigir el gobierno de Costa Rica. Es una persona de enorme franqueza, directo y realista. Sergio es alguien con carácter y con mucha coherencia entre lo que dice y lo que hace. Está profundamente comprometido con mejorar la política del país y ha demostrado ser un líder con capacidad de escuchar, de aprender de otros, de respetar opiniones y de trabajar en equipo. Un político transformador y realista.

Costa Rica no está para falsos profetas, para líderes mesiánicos que compran partidos, que abandonan los suyos y, de un día para otro, regresan a abrazar a esos que tanto reprendieron y repudiaron. Costa Rica no está para seguir siendo el plato en el que se sirven grandes tajadas de la hacienda pública los políticos de toda la vida, de todas las campañas, que transitan ida y venida por los tres poderes de la República y que siguen figurando en papeletas sin haber hecho absolutamente nada.  Son ellos quienes tienen al país al borde del despeñadero, son ellos los responsables que la gran mayoría de costarricenses, hoy, con doce candidatos y una candidata en la palestra del electorado, no sientan afinidad por ninguno. En gran medida por los terribles casos de corrupción que sirven los medios a diario.

Sergio es uno de los pocos emprendedores políticos que ha visto este país. El partido que fundó es un colectivo con diversidad de voces, de personas trabajadoras y con mucho compromiso por contribuir a crear un mejor país para todos. Nueva Generación se ha articulado gracias al liderazgo de Sergio y al respeto mutuo de todos sus miembros. Y los resultados electoralmente son palpables, pues ya contamos con alcaldes PNG, y más de 115 personas del partido que sirven al país en sus gobiernos locales. Los y las candidatas a diputados que PNG presenta para 2018 son un grupo excepcional, el tipo de persona que necesitamos en la Asamblea Legislativa: capaces, comprometidos con servir al país y con credenciales éticas incuestionables.

Sergio es el candidato que ha presentado la propuesta más razonable y viable. Lo resumo brevemente (el plan completo puede ser consultado en www.sergio2018.com):

1) Reorganizar el Poder Ejecutivo por sectores, para asegurar la rendición de cuentas, la eficiencia en la gestión de recursos públicos y el avance en asuntos esenciales para el país.

2) Promover una reforma al Reglamento de la Asamblea Legislativa, para hacer eficiente el trabajo de los diputados de la República.

3) Diseñar un sistema de recursos humanos (empleo público) basado en mérito y desempeño.

4) Descentralizar la inversión extranjera directa para llevar empleo y desarrollo fuera del GAM, a partir de un plan estratégico de largo plazo para desarrollar la competitividad de todas las regiones.

5) Avanzar una reforma educativa basada en el fortalecimiento de las capacidades y condiciones de trabajo de los docentes, del fortalecimiento de los centros educativos y de la educación dual.

6) Continuar con las políticas que aseguren el desarrollo ambientalmente sostenible, con especial énfasis en: aguas, ordenamiento territorial, manejo de residuos, mares y cambio climático.

7) Gobierno abierto para ponerle trabas a la corrupción y facilitar la fiscalización ciudadana del gobierno. 

Finalmente –y no menos importante-, Sergio ha demostrado con acciones concretas que entiende lo relevante que es su equipo de trabajo, que no es posible gobernar solo. Fue el primer candidato en presentar toda su fórmula presidencial y en presentar al TSE sus listas de diputados, donde la mayoría de las provincias están lideradas por mujeres. Buscó personas del más alto nivel ético y profesional para complementar sus propios conocimientos y experiencia (los detalles del equipo están disponibles también en su página web). En el debate del TSE habló sin titubear de algunas de las personas que lo asesoran y le acompañarán en un gobierno. 

El Presidente que necesita el país en este momento debe ser alguien con carácter, con empatía y capacidad de escuchar. Alguien que respete y admire la democracia y el Estado de Derecho. Alguien valiente, sincero, que no sea un demagogo. Esto es Sergio y junto con él estamos miles de partidarios y partidarias PNG que hemos trabajado fuerte en esta campaña, que daremos todo el día de las elecciones y seguiremos comprometidos con elevar la calidad de la política en el país.