1.

Editorial: Todo esto, nos guste o no, nos retrata

— A un par de semanas de las elecciones estamos más polarizados que nunca perdiendo de vista el bosque por centrarnos en árboles muy, pero muy específicos: “ideología de género” y “matrimonio gay” —comillas adrede en ambos casos—. Ayer un amigo me decía “ojalá el país resolviera cuanto antes para un lado o para el otro a fin de que podamos ver todos los otros temas que urge atender”.

— Coincido. Estamos dejando de ver cualquier cantidad de grises muy importantes limitando la conversación del futuro del país a un debate no digamos legal, o ético, sino ¿religioso? Ojo al Cristo: cuando la política se radicaliza diluyéndose en emociones, impulsos y "apegos" se convierte no en una herramienta, sino en un arma.

— ¿Por qué señalo esto? Porque creo que no estamos comprendiendo que lo más grave de El Cementazo no es aquel crédito del cual el BCR se va a recuperar sin mayor problema. No, es todo lo que lo antecede —que apenas si conocemos...—...