Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Que los hechos hablen por sí mismos.

Más allá de las imposturas electoreras que siguen erosionando la calidad del debate nacional, quisiera dedicar algunas líneas para evitar la “carrera armamentista” de la politiquería, y aportar al menos una gota a un debate público sensato y posible que debemos construir.

¿Cuántos empleos se han creado en el Gobierno PAC? Para responder,  primero lo primero: fuentes fiables. Pues bien, dichosamente las tenemos: la Encuesta Continua de Empleo (ECE), que hace trimestralmente el INEC, utilizando metodologías científicas y transparentes.

Y bueno, para dar respuesta a nuestra interrogante, tenemos que mirar cuántos empleos había al inicio del mandato de LGS y cuantos hay hoy. La diferencia nos dirá cuántos empleos se han creado o destruido. Y en la ECE ese dato se obtiene observando la cantidad de personas “ocupadas”.

Luego, otro detalle importante: ¿cuál trimestre usamos como inicio y como cierre de cada Gobierno? Este no es un detalle menor, porque si se eligen trimestres distintos de inicio y cierre de Gobierno, pues los resultados serán distintos.

Los Gobiernos inician y cierran el 8 de mayo, cada cuatro años. El mes de mayo queda justo en medio del Segundo Trimestre (abril-mayo-junio). Entonces hay que definir si ese segundo trimestre se considera parte del Gobierno anterior o del nuevo Gobierno. Hay que definir cuál trimestre se considera el primero del nuevo Gobierno, para definir con cuántos empleos arrancó ese Gobierno. En concreto, para nuestra interrogante, hay que definir si tomamos como primer dato de cantidad de empleos la cantidad de personas ocupadas en el Segundo o el Tercer Trimestre de 2014. Y claro, si se elige uno u otro trimestre se obtendrán resultados distintos.

Pues bien. Es momento de decidir. Para efectos de capturar con la mayor precisión posible la cantidad de empleos creados/destruídos por un Gobierno, considero más acertado considerar como dato de inicio de Gobierno el del Segundo Trimestre del año de arranque del Gobierno. Es decir, el dato del trimestre que va de Julio a Setiembre. Esto porque es casi absolutamente improbable que un nuevo Gobierno pueda incidir significativamente en la generación/destrucción de empleos en apenas siete semanas (entre el 8 de mayo y el 30 de junio). Siendo así, considero que el dato del Segundo Trimestre corresponde al dato de cierre del viejo Gobierno. Y que como punto de partida del nuevo Gobierno debe considerarse el dato del Tercer Trimestre.

Entonces, para obtener el numerito que buscamos, tenemos que obtener la diferencia entre la cantidad de ocupados hoy y la cantidad de ocupados con la que arrancó este Gobierno (Tercer Trimestre 2014). Para obtener el dato de “hoy” tenemos que usar, en realidad el dato “más reciente”. Y a hoy ese dato es el del Tercer Trimestre del 2017 (hay que esperar unos días más para tener el del cierre del año pasado).

Listo. Todo listo. Según la ECE, en el Tercer Trimestre de 2014 se estima que había 2.065.801 personas ocupadas. Y en el Tercer Trimestre  de 2017 la cantidad de personas ocupadas se estima en 2.068.710. Entonces… la cantidad de empleos creados en lo que va de este Gobierno es de DOS MIL NOVECIENTOS NUEVE (2.909). Si, solo eso.

Pero hay más. En realidad decir que se crearon 2.909 empleos, considerando esos valores puntuales de una ENCUESTA, es un error. Las Encuestas, por tomar una parte de toda la población analizada (muestra) no estiman con absoluta precisión ni exactitud. Los valores puntuales (2.068.710 empleos, por ejemplo) solo sirven como referencia. Pero no para comparar, porque en realidad la Encuesta solo permite afirmar, en términos rigurosos que, por ejemplo para el Tercer trimestre 2017 se estima con una confianza del 95% (estamos casi casi seguros, pero no totalmente) que la cantidad de ocupados en Costa Rica está entre 1.998.143 y 2.139.273. Más simple: la ECE nos dice que es casi seguro (pero hay un 5% de probabilidades de que estemos equivocados) de que en el país hay entre 1,99 millones y 2,14 millones de personas ocupadas.

Y entonces la cosa se le pone más cuesta arriba a LGS: en realidad, con sustento en la ECE, no se puede afirmar que este Gobierno haya creado un solo empleo entre Julio 2014 y setiembre 2017. Porque entre la cantidad de ocupados al inicio de este Gobierno y la cantidad de ocupados según el dato más reciente, NO hay diferencia estadísticamente significativa.

¿Y qué fue entonces eso que publicaron desde el FB del Presidente anoche?

Ayer, ya entrada la noche, el Presidente escribió en su FB, reaccionando a una cifra utilizada por el candidato liberacionista Antonio Álvarez (acá solo copio lo sustancial):

Por ser una afirmación falsa el Gobierno tiene la obligación de desmentirlo: según el INEC la población ocupada creció en 125.000 personas en el tercer cuatrimestre del 2017. La Administración de Laura Chinchilla alcanzó un nivel de desempleo de 10,9%. Sin embargo, en el año 2017 el desempleo bajó a 8,5% en el II cuatrimestre, siendo la más baja de los dos gobiernos anteriores, según los datos del INEC”.

Procedo a analizar varios elementos de las afirmaciones del Presidente:

  1. Para empezar, anotar que la ECE es una encuesta trimestral. No cuatrimestral.
  2. La población ocupada NO creció en 125.000 personas en el Tercer Trimestre del 2017. Si se compara con el Trimestre anterior (Segundo Trimestre 2017) más bien decreció en poco más de 11 personas. No tengo la menor idea sobre cuál pueda ser la fuente de ese crecimiento que señala el Presidente. Los datos oficiales NO indican nada ni semejante.
  3. Además, no tiene ningún sentido que el Presidente pretenda que se valore solo la variación del empleo en un Trimestre. Él no ha Gobernado por un trimestre. Lo ha hecho desde Mayo de 2014. Así que la valoración debe incluir, como hicimos antes, la totalidad de ese periodo, utilizando los datos más actualizados y fiables. Y esos datos, actualizados y fiables indican que no es posible afirmar que durante el Gobierno del PAC se hayan creado empleos (ni uno) en términos netos.
  4. Considero absolutamente tendencioso y muy deshonesto con la ciudadanía, presentar el dato del nivel de desempleo del Segundo Trimestre 2017 (efectivamente 8,5%) omitiendo la existencia de un dato más actualizado: para el Tercer Trimestre 2017 el desempleo volvió a subir y se ubicó en un 9,4%. Es muy deshonesto presentar y omitir datos para “maquillar” una gestión. Desde los Partidos no tradicionales eso se lo reclamamos, con mucha fuerza, al bipartidismo tradicional. Y bueno, parece que para algunos esas tácticas ya no se combaten, sino que más bien han sido tomadas para uso propio.
  5. Es falso que el nivel de desempleo del II Trimestre (son trimestres, Presidente) sea el más bajo de las últimas dos administraciones. En Cuarto Trimestre 2013 se estimó el desempleo en un 8,3% por la misma ECE.

En síntesis, lamentablemente el Presidente de la República se metió a un debate utilizando datos equivocados y hasta “eligiendo” cuáles datos presenta para favorecer su imagen. Lamentable. Flaco favor le hace a la posibilidad de un debate sensato.

¿Y entonces el anterior Gobierno del PLN si fue muy exitoso en la generación de empleos?

Pues no. El resultado en creación de empleos durante la Administración Chinchilla Miranda tampoco fue una maravilla.

Sí, entre el Tercer Trimestre 2010 y el Segundo Trimestre 2014, la cantidad de personas ocupadas aumentó aproximadamente en 166 mil.

Pero el dato no es tan alentador si se mira con algo más de detalle: 2 de cada 3 de esos empleos creados fueron empleos informales.

En fin…

El Presidente de la República intervino en un debate público utilizando datos falsos para argumentar. No es la primera vez que en materia de empleo este Gobierno lo hace (hace unos meses escribí sobre un caso similar por acá). Esto le hace mucho daño a al debate público: crea confusión, y nos impide entendernos y dialogar con sustento en una base de hechos compartida.

El candidato del PLN promete empleos como han prometido siempre. Cantidades inventadas en el aire. Sin sustento técnico alguno, tan solo para crear expectativas que serán incumplidas otra vez. Pudo decir diez mil empleos más o menos. Y nada cambiaría. Porque eso de establecer objetivos sin medios es un ejercicio demagógico muy propio de la política tradicional.

Más allá del debate, la realidad es una, cruda y dura: más de un millón cien mil personas en Costa Rica o no consiguen empleo o tienen un empleo informal. Más de 892 mil tienen empleos informales. Más de 213 mil están desempleadas.

El escenario a corto plazo no parece alentador: el Banco Central (si, ahí podría injerir Gobierno a través del Presidente del Banco) ha presionado las tasas de interés al alza, lo que hará más lenta la inversión y por tanto la creación de empleos. Y el problema fiscal infinitamente procrastinado generará mayor presión.

Este no es un debate simple. No es simple definir qué tanto puede o no hacer un Gobierno en las condiciones actuales. Tampoco es simple definir qué debe hacer. Pero, para construir un debate sensato, debemos velar porque los hechos se revelen con transparencia. Sin ese requisito mínimo, lo demás será imposible.

Fotografía: Wikimedia Commons