• Delfino.cr
  • Uno a Uno

    octubre 4, 2017

    Mónica Segnini: me indigna que me amenacen o traten de amedrentarme

    Por Diego Delfino
    Mónica Segnini: me indigna que me amenacen o traten de amedrentarme

    La presidenta del BCR contestó mis preguntas.

    Tan solo un par de minutos después de que concluyó nuestra entrevista, la presidenta del Banco de Costa Rica, Mónica Segnini, supo que había sido suspendida por el Presidente de la República.

    Camino a casa, mientras digería la noticia, me pregunté si a la luz de esa decisión del Consejo de Gobierno la entrevista que acaba de celebrar perdía vigencia o relevancia. Antes de abrir la puerta me quedó clara la respuesta: todo lo contrario.

    Quería introducir este intercambio con un pequeño ensayo sobre el ambiente que percibí en el banco y sobre mi camino desde el primer piso hasta el sexto… pero creo que por ahora, lo prudente, es pasar al cuestionario de inmediato.

    Para los que andan cortos de tiempo he destacado en color azul las frases clave del intercambio.

    ***

    ¿Por qué no aceptó la solicitud de renuncia del Presidente de la República?

    Yo nunca me imaginé en un escenario como este, en el que el Presidente de la República —que me nombró en este cargo— me pidiese la renuncia y yo fuera a decirle que no… Pero cuando uno se enfrenta a una situación como esta tiene que valorar muchos elementos… uno no puede tomar decisiones al calor del momento. Es por la forma en que me piden la renuncia y por las razones que me la piden que yo no puedo presentarla.

    Esta solicitud de renuncia del Presidente como ya es público —porque así lo hizo saber él— se está fundamentando en un informe de la SUGEF que cuestiona el tema del crédito y la operación del órgano colegiado que es la junta directiva. Yo considero que no corresponde solicitarle la renuncia en colectivo a toda la junta directiva sin individualizar los hechos graves que se hubiesen cometido.

    Una cosa muy diferente es que a partir de diálogo con el Presidente y él en su investidura —la cual respeto y respetaré hasta el último día— nos dice “vean señores creo que esto ya se está saliendo de las manos para darle oxígeno al banco considero que sería bueno un cambio en pleno de la junta…“, ¿verdad? Si hubiese sido en esos términos… yo creo que uno lo habría valorado diferente… pero que se haya dado de la forma en que se hizo, atropellada y amenazante, diciendo “ustedes tienen que irse porque aquí tengo este informe que los inculpa a ustedes, entonces les doy la cortesía de renunciar y si no los voy a destituir“… No, no es posible, eso es ponerle la firma a que yo acepte posibles actos de corrupción. ¡Hay hechos graves que son públicos y notorios! Yo no puedo ponerle la firma y aceptar responsabilidades por eso… yo puedo aceptar responsabilidades políticas como parte de un órgano colegiado, pero de ninguna manera estar vinculada a acto de corrupción alguno.

    El Presidente dice que una directiva “peleada” pone en peligro al Banco…

    Yo he participado en otros órganos colegiados y he liderado otros órganos colegiados y nunca todos están de acuerdo en una sola cosa, eso sería lo más aburrido del mundo y eso no aportaría nada. Lo más rico en un órgano colegiado son las divergencias y que en la divergencia de ideas se pueda llegar a acuerdos. Que existan diferencias entre los miembros de la junta directiva no ha sido un problema. El problema es que algunos han abandonado el interés superior del banco y el compromiso y el deber de probidad en el ejercicio de esa función como director: ese es el problema.

    El problema no es que haya diferencias entre directores sino a dónde nos han llevado esas diferencias y la razón de fondo de esas diferencias. Ese ha sido el problema… por eso es que yo permanezco en este cargo y porque no podía aceptar en esas condiciones la solicitud del Presidente; considero conveniente para efectos de la protección del banco que algunos de los directores que estamos permaneciendo en el cargo a pesar de la solicitud de renuncia del Presidente nos quedemos pues somos los que precisamente, y eso consta en actas, no es mi decir sino que está probado en hechos, somos los que hemos mostrado preocupación desde un inicio, desde antes que la Comisión Investigadora de la Asamblea iniciara, desde antes que la SUGEF emitiera su último informe, nosotros fuimos los que empezamos a preocuparnos y a ocuparnos y a solicitarle a la administración que nos aclarara ciertos hechos, ciertos indicios de los que estábamos teniendo conocimiento. Nosotros empezamos a pedir mayor información…

    Nosotros, ¿quiénes?

    Francisco (Molina), yo tengo que decirlo así, Francisco y yo empezamos a cuestionar, Evita (Arguedas) en algunas ocasiones, Evita es una directora muy formal siempre en su seguimiento en los asuntos del banco. Gustavo (Arias) también, en algunas ocasiones, nada más. Le puedo decir así: Gustavo, Evita y yo. Alberto, como él lo ha dicho, no opinaba, yo ni sabía por qué, hasta después supe que era por este potencial conflicto que había de que él había sido fiscal de Holcim, entonces él nunca opinó mientras se discutía todo lo del crédito, fue en un par de ocasiones, cuando él ya vio que esto era preocupante, que él dijo “señores preocúpense por los recursos del banco y preocúpense porque la garantía funcione”, y él dijo “de este cliente no se dice nada bueno, entonces mejor lo que a mí me interesa como director es que se protejan los intereses del banco”.

    ¿Usted considera, a razón de lo que me está diciendo, que incluso fueron ustedes los que iniciaron las solicitudes de investigación en torno a las circunstancias en que se dio este crédito… que vendría siendo de alguna manera inapropiado o injusto que ahora el Presidente le pida el puesto a todos?

    Sí claro, yo he querido buscar otra palabra que no sea injusto porque lo siento como “la pobrecita que qué injusto”, pero no sé qué palabra usar, pero es injusto totalmente… es inapropiado, es injusto, no sé qué palabra usar, es atropellado, no es consecuente.

    ¿Diría que inoportuno en el momento en que estamos?

    También. Aunque es inoportuno para efectos de ciertos directores… para mí hace rato se le debió pedir la renuncia a al menos una de las personas de la Junta… eso nos hubiese tranquilizado muchas cosas y sobraban los indicios para hacerlo… Yo no quiero entrar en conflicto directo con el Presidente pero sí quiero decir las cosas cómo son. A mí no me gusta hablarle con irrespeto al Presidente, a pesar de que él sí lo ha hecho con nosotros, quiero mantener ese señorío…

    Entiendo, podemos hablar con claridad…

    Con toda mi indignación, yo quiero hablar con toda mi indignación.

    Es que usted me da ciertos elementos interesantes. Por ejemplo, para aclararle a la opinión pública, ¿ese informe de la SUGEF es el que ustedes pidieron?

    No… no.

    Ok, este no tiene nada que ver. ¿Ese que ustedes pidieron todavía está en proceso?

    Bueno, cuando nosotros fuimos a la SUGEF a pedirle que investigaran eso ellos nos dijeron que en su fiscalización ordinaria ellos ya estaban haciendo un proceso. Entonces, podría interpretar que esa investigación fue la notificación que nos hizo de recalificar el crédito, porque ahí no sienta responsabilidades. Este es un documento muy técnico, bancario y financiero, que la SUGEF como superindentencia, y para garantizar la estabilidad del sistema financiero nacional, lo que hace es decirle al banco, “este es un crédito riesgoso, encontramos estas y estas irregularidades, tomen eso sí —por eso a mí me citan como Presidenta— tomen las medidas que correspondan, sienten las responsabilidades y aprovisionen esto”.

    ¿Medidas con las que usted está de acuerdo?

    Sí, ¡claro!

    Entonces, ¿el informe que llega a manos del Presidente que no llegó a manos de ustedes es otro?

    Es otro. La SUGEF es como una auditoría entonces hay informes regulares ordinarios en todo un período que llegan y son como llamadas de atención como “señores pongan atención a esto”, entonces esa es una recopilación de varios de esos oficios que han llegado a la SUGEF que unos ya están respondidos, otras medidas ya se corrigieron y lo último que es esto del gobierno corporativo, que se nos cuestionó por las diferencias que hay en la Junta… ya había sido atendido también, porque ellos mismos en ese informe dicen que desde agosto se nota la diferencia y el cambio que hubo con el cambio de Presidencia…

    ¿De qué manera cambió?

    La agenda de la Junta Directiva, y así está por ley, la coordinan el Presidente con el Gerente General. Entonces antes era Paola Mora con Mario Barrenechea quiénes la manejaban. Dígame, ¿qué poder teníamos los demás directores si lo que nos llegaba en la orden del día era lo que ellos acordaban? Entonces, la crítica que hace la SUGEF es del último trimestre, o sea… a mí me llegan unas dos semanas después de que yo asumo esas observaciones, o sea, la gestión que estaban criticando era la de Paola y Mario.

    Entonces, cuando usted dice que se tomaron medidas, básicamente se refiere a que la Junta Directiva eligió un nuevo Presidente.

    Eligió un nuevo Presidente y establecimos en la Junta Directiva un cronograma de trabajo que se ha venido cumpliendo con la Gerencia General que tenemos ahí a don Leonardo Acuña. Yo le dije Leonardo esto se para de una vez y nos auto-obligamos a establecer un cronograma de trabajo y no pasa una sola Junta Directiva sin que nosotros conozcamos temas estratégicos. Entonces, comenzamos a pedir y a darle seguimiento a la estrategia del banco y a tomar decisiones… tema que antes resultaba más complicado.

    Cuando hay el cambio en la Presidencia se hace un acuerdo también de hacer un cronograma y la SUGEF reconoce eso, porque lo ve en las actas de la Junta Directiva y en el documento que se le entrega al Presidente la SUGEF dice que desde agosto se nota que fueron atendidas esas recomendaciones.

    ¿Usted está de acuerdo con el documento de la SUGEF?

    Parcialmente. Porque por ejemplo, cuando la SUGEF menciona que a pesar de que desde agosto se nota el cambio las diferencia aún persisten… ponen de ejemplo que “Mónica Segnini mandó una nota denunciando a Paola por filtración de información” y que Paola mandó otra, no sé cuál será, contra los directores tal y eso la SUGEF lo ve como grave. ¿Cómo va a ver la SUGEF eso como grave? Lo realmente grave de esto es que la SUGEF dice que yo mandé una nota denunciando a Paola por filtración de información…no no, la nota denunciaba un hecho más grave, ¡Paola pidió a un secretario variar un acta! Después que aquí la habíamos aprobado en firme, ¡un documento público! ¿o sea que más delicado que eso? Yo estoy espantada que a eso no le han dado importancia, eso es gravísimo.

    Se refiere al mensaje que el secretario dijo tener en WhatsApp…

    Sí, ahí lo puso CrHoy. Eso es gravísimo, es un delito, y yo se lo dije a la SUGEF apenas yo me di cuenta de eso en la Comisión en el Congreso… la Comisión Legislativa nos pregunta, “¿Alberto Raven ha intervenido en el crédito de Sinocem?” Cada uno de nosotros fue diciendo no, no, no, y Paola entonces, que ya venía lista, dijo, “quiero que aquí quede constando que todos acaban de mentir porque aquí voy a dejar una certificación del secretario Paulo Villegas de la Junta Directiva donde consta las dos versiones del acta del 30 de junio donde consta que se varió una intervención de don Alberto para no sé qué y no sé cuánto“ y todos nos quedamos, ¿de qué está hablando esta señora?

    Yo inmediatamente vine aquí, le dije a Paulo que me explicara qué fue aquello, de qué está hablando Paola, ¿qué pasó ahí? Y me va contando que eso fue, digamos, sucedió hoy y a los 22 días es que ella le pide esa certificación… ve vos la mente maquinando todo de tener ella su prueba ahí construida. Le pide a Paulo que le mande las dos versiones de la intervención de don Alberto en tal día y entonces ya tuvo su certificación y que la presentó cuando le convino que fue ese día. ¿Cuándo conocimos nosotros de ese cambio? Nunca.

    La Nación publica hoy, cuando habla de esas diferencias que hay en Junta Directiva, ¿vio el organigrama?

    Sí, y menciona de nuevo que se trata de una filtración, le quitan eso. Es increíble. Perdón, ¿por qué mencionan lo de filtración? Porque cuando La Nación hace la publicación sacan la foto del correo de Paola, con él, y abajo dice por primera vez en la historia de todas las filtraciones dice abajo “cortesía Paola Mora”. Entonces yo dije, al fin, una prueba… entonces yo digo, yo mando la nota a la SUGEF y digo “les adjunto el oficio en donde el Secretario de Junta explica lo sucedido y los hechos graves y adicionalmente, tal y cómo se acredita en la nota adjunta, Paola Mora ha faltado al deber de confidencialidad de la información bancaria” y ahí dice… ella se puso fúrica, y solo a eso le dio la SUGEF importancia… y que qué mala yo y que la estoy acusando…

    Entonces, La Nación publica este gráfico que ilustra esas diferencias… ¿usted está de acuerdo con esa relación de hechos que establece La Nación en ese organigrama? 

    No, porque es parcial y el mensaje es equivocado, la fotografía es incompleta.

    Usted sostiene que no es correcto que se equiparen las responsabilidades a los 7 funcionarios de la Junta Directiva ya que algunos han tratado que esta operación se investigue desde hace mucho tiempo. Sin embargo, el jerarca de la SUGEF le dijo a Vilma Ibarra que no se puede individualizar caso por caso, que no hay, por decirlo así “buenos y malos” porque si los malos se salen con la suya los buenos también tienen culpa…

    Sí, y por eso mi indignación también… porque yo digo “aquí en las actas está, ¡yo sí lo dije!”, pero, ¿qué pasa? Esto son órganos colegiados que al final toman acuerdos por mayoría. Mi intervención puede molestar, puede hacer picor, pero no puedo tomar un acuerdo y votarlo por mayoría, no voy a hacer mucho. Entonces lo que venía sucediendo es que Francisco y yo éramos los que más decíamos, pero éramos, inicialmente, minoría…

    ¿En qué momento diría usted que las fuerzas se revirtieron y conformaron mayoría? ¿Cuando se filtró el audio?

    Algo que yo creo que la opinión pública no conoce y sería prudente que supiera es que el momento determinante fue la llegada del audio a la Junta Directiva… porque ahí las fuerzas, ya la mayoría de la que usted habla, se logra consolidar. Antes del audio, antes de eso, cada vez que Francisco o yo mostrábamos preocupación, la administración “nos aclaraba” y Paola se molestaba…

    Paola y Mario mostraban molestia de que preguntáramos tanto, entonces los demás directores…es que imagínate, nosotros mostrábamos preocupación, Paola decía que no le creyéremos nada a la prensa, que esto era mentira, que ella tenía las desestimaciones, que ella ya había ido a la Comisión de Ingreso y Gasto a aclarar todo… imagínate qué incómodo para uno como director estar cuestionando y que le digan que las garantías son buenísimas y que es el mejor crédito que ha parido el planeta Tierra, como dijo Mario, es el crédito más brillante que se le ha ocurrido a un gerente bancario, está debidamente garantizado, está al día, el cliente nunca se ha atrasado. ¿Con qué arma te quedás vos?

    Cuando los técnicos te dicen que todo está bien y que por qué sos tan necio y que entendás que es una guerra de cemento, y que son Holcim y Cemex haciéndole mala imagen a este cliente. Y otro director diciendo que el precio del cemento ha bajado… y ahí hay una intervención mía en que le digo que no somos el Ministerio de Economía y que a mí no me interesa romper el mercado, a mí no me nombraron para romper el mercado del cemento, ¡entonces rompamos el del arroz y el montón! ¡Centrémonos! Somos directores bancarios y nos nombraron para proteger los recursos del banco

    Preocupémonos de si el crédito está bien otorgado y si hay garantías suficientes, esa es nuestra preocupación, no ayudar… Eso es lo que a mí me indigna entonces cuando preguntaba sobre el caso eso era lo que sucedía entonces lo único que pasaba ahí era que al menos quedaba constando en actas y la SUGEF tiene las actas entonces cómo va a decir que es imposible individualizar y cómo nos va co-responsabilizar cuando saben que sí hubo directores que sí pusimos la voz de alerta a tiempo y luego se revierte mayoría y comenzamos a tomar decisiones y acuerdos como investigar, como suspender a Mario, como tomar con más seriedad este tema en las sesiones de Junta, cuando es claro que hay cambios en el órgano que está cuestionándose  y cambia porque se revierte la mayoría y podemos empezar a tomar acuerdos. Entonces, el problema que existía antes es que no había mayoría pero la SUGEF sabe que una vez que hubo mayoría y pudimos empezar a tomar acuerdos en dirección de proteger los intereses del banco las cosas empezaron a cambiar.

    ¿Hasta cuándo está suspendido Mario Barrenechea?

    26 de octubre.

    ¿Qué pasa ese día?

    Nosotros podemos tomar la decisión de renovar eso por tres meses, lo cual no quisiera tener que hacer porque no se puede extender esto tanto. Lo que yo espero es tener las conclusiones de la investigación para tomar las decisiones que corresponden…

    ¿Espera que la auditoría interna entregue el informe antes del 26 de mes?

    Yo le agradecería al auditor interno que lo tenga listo antes de esa fecha.

    Usted le dijo al Semanario Universidad que si esa auditoría no establecía nada y no sentaba ninguna responsabilidad se iba. ¿Lo sostiene?

    Sí, completamente.

    ¿Usted tiene fe de que esa auditoría establezca algo?

    Exacto, no puede ser un chiste esto, ¿te imaginás? Es que eso es lo que ha pasado y por eso la confianza de la gente está…

    ¿Cuál es su lectura de la percepción de la gente? La gente se siente frustrada, burlada. ¿Usted entiende esa valoración del pueblo?

    Absolutamente. Cuando yo he estado del otro lado de la barrera yo he estado indignada también en este país con hechos que han sucedido, y, ¿cómo es posible que paso al otro lado y voy a salir corriendo también y me trago la frustración y no hago nada cuando tengo la posibilidad de hacerlo precisamente porque estoy en el puesto de poder? En este momento yo estoy en un puesto de poder y autoridad. ¿Para qué se llega a estos puestos entonces? ¿Para figurar, para ganarme las dietas? ¡Por favor!

    ¿Tiene claro que la gente insiste en que se quedan en el puesto por las dietas?

    Claro, imagínese. Por favor. Las dietas no me pagan el precio que estoy pagando y el riesgo. Yo me quedo porque confío en que se va a llegar hasta las últimas consecuencias.

    ¿Y usted cree que al mantenerse en su puesto puede ayudar a que esa investigación llegue a las últimas consecuencias? ¿Esa fe la mantiene?

    Esa fe la mantengo porque soy una persona de carácter y valor. A mí no me amedrentan, si me amedrentan es como que me echen gasolina y me dan más fuerzas, a mí me indigna que me amanecen, que me metan miedo o pretendan manipular…

    ¿Le indigna que la equiparen con personas cuya gestión está bajo cuestionamiento?

    Absolutamente. Pero no quisiera que se vea como un asunto personal, porque claro yo quiero demostrar mi inocencia. Yo tengo una carrera de muchos años y no tengo problemas de ego, pero lo que yo le puedo dejar a mis hijos es el nombre y jamás…

    Lo que pasa es que ahora hay mucha gente hablando de honestidad…

    Yo no quiero usar frases populares o de decir que yo soy tan altruista y patriótica que me quedo. Quiero ver cómo lo transmito porque claro, la gente ya no me cree, yo digo que me quedo por los intereses del banco y para defender el honor y nadie me cree. Eso nadie se lo va a creer porque es el discurso que un montón de gente está diciendo… gente incluso cuestionada… y no quisiera entrar en ese saco de los mismos que repiten las mismas frases.

    Entonces, ¿cómo lo digo? ¿Por qué creo? El Presidente fue uno de los que dijo que las investigaciones van a seguir, ellos se van pero los nuevos directores van a seguir. No, hay una enorme diferencia, claro que las investigaciones pueden seguir pero pueden tomar un curso diferente, no solo eso, los resultados de esa investigación se pueden engavetar, porque ahí no termina, no termina cuando termina la investigación. La investigación apenas es la entrega de los insumos, de los hechos con los cuales yo puedo trabajar y sentar las responsabilidades, trabajar los procesos para lograr sentar responsabilidades. Entonces yo sí creo que las personas que nos hemos indignado desde el inicio, no por presiones de nadie ni afuera, sino porque teníamos clara nuestra labor de debida diligencia y vigilancia de los recursos públicos cuando asumimos este cargo de poder y de dirección porque fue desde allí y eso consta en actas, desde ese momento estamos indignados y preocupados, somos los que estamos interesados en que esto llegue a sus últimas consecuencias. Es por esa razón.

    No es porque quiero limpiar mi nombre, por supuesto eso se suma, porque no estoy de acuerdo que me pongan al lado de personas cuestionadas y estoy dispuesta a pagar el precio de la condena social, o de la indignación de la población que generaliza, y yo lo entiendo… lamentablemente es imposible que toda la masa de la población pueda manejar estos temas… además que no hemos podido revelarlos todos y la gente dice ¡hablen!, ¡digan!, pero no podemos siempre decirlo. Yo entiendo que estén indignados y que crean que con cortar cabezas ya se acaba la corrupción pero ese es el peor error. Tenemos que entender que con cortar cabezas no se acaba, es con sentar responsabilidades.

    Dígame en qué momento se sienta responsabilidad, ¿la responsabilidad es entonces, ya pagué yo, soy corrupta y con que me destituyan de directora se saldó, quedó saldado el error de ese crédito y quedó saldada la corrupción. Por favor, no podemos venderlo eso a la gente. Jamás. Sí claro, estoy interesada en llegar a las últimas consecuencias… y por eso dije eso en el Semanario, fue un acto de mucha fe decir que si esto no llega a ninguna parte yo me voy, porque esto tiene que generar algún resultado.

    Se tienen que sentar responsabilidades…

    Sí, y por eso en este momento está siendo cuestionadas las entidades que podrían sentarlas, yo te digo hace rato la Fiscalía debió haber entrado… aunque ellos dicen que sí están investigando, pero bueno. Yo creo absolutamente y se los he dicho a algunos periodistas personalmente, creo que es fundamental la labor de la prensa. Independientemente de que algunos consideramos que algunos dan información parcial o tienen cierta inclinación, si hay algo que yo honraré hasta el final de mis días es la labor de la prensa en este país porque, ¿qué haríamos si la prensa no revela las cosas que ha revelado? Ese es un órgano importantísimo para la democracia del país.

    Lo que está haciendo la Asamblea Legislativa también es fundamental, para mí hay diputados que están haciendo su labor seria, y yo espero que puedan llegar a las conclusiones contundentes. Sin embargo sabemos los alcances limitados que tiene esta Comisión.
    Por eso la auditoría interna es quizás el proceso más importante en estos momentos… porque sí es un proceso formal, vinculante que permite sentar responsabilidades, por eso su pureza.

    ¿Por que sí es vinculante y sí va a ayudar a sentar responsabilidades la auditoría interna?

    La auditoría corporativa del Banco de Costa Rica es un órgano independiente que tiene los recursos, las calidades, el profesionalismo y el compromiso, al menos es lo que yo creo en este momento, y que está haciendo un trabajo serio y documentando lo que pasó con este crédito.

    La auditoría tiene full acceso a todo, es una de las ventajas, tiene el expediente completo, absoluto acceso a todas las personas involucradas, ha hecho las entrevistas correspondientes, tiene un equipo multi-disciplinario, no son solo analistas de crédito o auditores, tiene abogados.

    ¿Usted cree en la independencia de estas personas?

    Creo en la independencia del líder y su equipo, además, ellos deben ser los más interesados porque esto llegue porque también se puede cuestionar la labor de ellos como órgano independiente. Recordemos que ellos tienen la línea de defensa de esta institución y ellos tienen una fiscalización directa y muy rigurosa de parte de la Controlaría, como auditoría, la Controlaría los fiscaliza a ellos entonces tienen un deber de efectuar sus labores profesionales y técnicas apegadas a la regulación, ética y probidad. Entonces yo creo absolutamente que esta investigación que están haciendo es fundamental que lleve un accionar cuidadoso, muy protegido, muy delicado, muy puro, muy transparente y tan es así que lo creo que por eso decidimos el primer día suspender a Mario Barrenechea para que no hubiese ningún tipo de interferencia en el proceso y tuviese absoluta independencia y libertad de obtener toda la información, de hablar con todos los funcionarios de todo nivel y poder analizar como corresponde la información y los procesos como se dieron.

    Ahora, este documento y este resultado es lo que vamos a obtener: un documento oficial, legal y técnico que permitirá que nosotros como órgano superior podemos tomar decisiones de iniciar un órgano director… esto es procesos de despido sin responsabilidad o demandas judiciales o denuncias si es que hay hechos penales, si hay asuntos penales, y esos son procesos que van a sentar responsabilidades y ahí son responsabilidades administrativas, patrimoniales o penales. Entonces por eso para mí es fundamental este proceso, por eso los compañeros y yo que hemos firmado esta nota y decimos que no nos vamos es porque entendemos eso… No es tan fácil que venga una nueva Junta Directiva a adoptar esto, es que esto está incrustado en nosotros y cuando hemos visto lo que ha venido sucediendo además de que nosotros manejamos información que no se conoce.

    ¿Cuál es la razón específica por la que no pueden compartir esa información?

    Por tres razones, hay todo un marco legal constitucional, de la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional, y de las mismas regulaciones internas y nuestro Código de Ética, que nos demanda confidencialidad de la información; tenemos un deber de lealtad hacia la institución, lealtad hacia la información confidencial que se maneja dentro del banco. Entonces eso nos ha limitado mucho porque no se puede olvidar el interés superior del banco. A nosotros nos pagan dietas y ahí sí, yo pongo la mano para que cada mes me paguen dietas, para defender los intereses del banco, de nadie más. Por eso para mí es reprochable quién esté sentado en esa silla y no haga eso, es una obligación porque además se les paga por eso y a mí me indigna él que no hace eso…

    Además de todo ese marco jurídico que nos obliga a un deber de confidencialidad están dos temas adicionales: el secreto bancario que es constitucional, por la información privada que aquí se conoce de clientes del banco, entonces, por el mismo proceso, porque ¿qué ha pasado? Y esto es historia en el país, lo hemos visto en estados judiciales… muchas veces hay casos de corrupción o casos judiciales donde no se llega a una condenatoria porque el proceso estuvo viciado.

    Para mí es tan fundamental que el proceso no quede viciado, que eso me ha impedido poder decir muchas cosas.

    ¿Usted teme que con el nombramiento de 7 nuevos funcionarios que ocupen la Junta Directiva, esta investigación se llegue a enfriar y estas responsabilidades no se lleguen a sentar?

    Es un temor por supuesto, es indiscutible que nadie más que los que hemos sido actores activos y principales de esto, va a conocer lo que ha sucedido acá y va a poder tener el compromiso y sentir la responsabilidad y el peso de responsabilidad que esto llegue a las últimas consecuencias.

    ¿Está hablando en nombre de las cuatro personas que firmaron el documento de ayer?

    Correcto.

    ¿Se sienten solos ahora?

    Por supuesto, la Casa Presidencial nos está quitando todo el apoyo, ¡si ha pedido nuestra renuncia! A menos que algo cambie en las próximas horas, que yo desconozca.

    ***