1.

Huelga del Poder Judicial para dummies

— Cerca de 13.000 empleados del Poder Judicial se fueron a huelga el miércoles 19 de julio. ¿Por qué? Porque los diputados de la Comisión Especial de Pensiones decidieron rechazar la propuesta que los propios empleados les presentaron como base para la (inevitable) reforma que sufrirá el Régimen de Pensiones y Jubilaciones del Poder Judicial (RPJPJ).

— Los diputados se amparan en un estudio de la UCR (más sobre eso ahorita) que determinó que no se puede salvar el RPJPJ solo con los ajustes que proponen los empleados pues se quedan muy cortos.

— "No entiendo". Le explico: recuerde que los empleados de la Corte tienen su propio sistema de pensiones con sus propias reglas —para algunos, plagadas de privilegios excesivos, para otros, de justas recompensas— (más sobre eso en el reporte de mañana). Pues bien, el problema es que distintos estudios de expertos en la materia determinaron que si no se hacen ajustes cuanto antes el sistema va a quebrar.

– Esto implicaría una bronca enorme para el país primero porque hay cerca de 3.700 pensionados y 12.700 trabajadores activos en el RPJPJ (estamos hablando de más de 15.000 familias) y segundo porque si el RPJPJ colapsa los costarricenses (según la ley actual) tendrían que verse obligados a rescatar el régimen vía impuestos.

— Todas las partes implicadas parecen estar (tras años de pleito) de acuerdo: es necesario cambiar el modelo para evitar su colapso. La discusión gira en torno a qué tanto debe modificarse el régimen. Es por eso que los empleados de la Corte presentaron a los diputados su propia propuesta esperando que trabajaran con esas ideas como base. La idea medular de este anteproyecto gremial es que los cambios no sean tan agresivos.

— Sin embargo, a criterio de la Superintendencia de Pensiones, los ajustes propuestos por los empleados del Poder Judicial no son suficientes para salvar el régimen, así que la SUPEN presentó su propio proyecto al Congreso [La SUPEN es la entidad responsable de la regulación, fiscalización y supervisión de los regímenes básicos de pensiones y los regímenes complementarios].

— Aquí la cosa se complica y no pueden ustedes pretender que la explique en un solo reporte. Pero digamos en megaresumen que el Frente de Organizaciones Gremiales del Poder Judicial sostiene que el plan de SUPEN es más agresivo de la cuenta y que les obliga a recibir una pensión indigna.

— Una carta fuerte (frente a la opinión pública) de los empleados del Poder Judicial (en adelante EPJ) es que la SUPEN ha dicho que hay que caerle (y duro) al presupuesto nacional para salvar el sistema de pensiones de la Corte... mientras que los EPJ dicen que con su propuesta esa movida (inmensamente impopular) no sería necesaria, pues el RPJPJ será capaz de defenderse solo (voces como la de Eli Feinzaig y El economista Argentico aseguran lo contrario).

* Tengan presente que esta es una bronca de muchos meses ya. El tema es que el grueso de la opinión pública recién entra a conocer el conflicto (la retención de los cadáveres provocó que todo el mundo se enterara... pero de la peor forma). Presiones, consultas y opiniones han ido y venido... El tango de intereses ha sido muy, muy conflictivo y las teorías de conspiración han estado a la orden del día  *

— Ahora bien. Con el objetivo de respaldar su propuesta tiempo atrás los propios EPJ pidieron al Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la UCR que analizara su proyecto, a fin de establecer si sería suficiente para salvar el régimen. Entiendo que el IICE estudió por meses tres ideas distintas (la de los empleados, otra de los magistrados y una de los propios diputados mas no la de la SUPEN) y bueno, el titular de La Nación del 11 de mayo pasado no pudo ser más contundente: "Estudio de UCR determina que ningún plan salva pensiones de la Corte".

— Ese informe en particular al que aludo del IICE era de uno de varios avances de corte parcial y fue entregado en mayo. Entonces (a pesar de las alarmas) "todo el mundo" quedó a la espera del "reporte final" que fue el que llegó la semana pasada y desencadenó el caos pues el IICE determinó que no hay forma de que la propuesta gremial salve el RPJPJ. José Antonio Cordero Peña, del IICE, en visita al Congreso para explicar el dictamen, dijo: "Estamos al filo de una situación crítica y pareciera que mucha gente no lo entiende. La emergencia podría llegar en cualquier momento”.

— Así las cosas los legisladores llegaron al acuerdo de desechar el texto de los EPJ y trabajar el de la SUPEN incorporando las recomendaciones del IICE y uno que otro importante ajuste.

— Es aquí donde alguien (no sé quien), miente. La diputada Marcela Guerrero (PAC) dice que se había acordado con los EPJ esperar al estudio de la UCR para acatar sus sugerencias sin chistar mientras que los EPJ dicen que los diputados les habían prometido que de cualquier modo trabajarían la reforma con su propuesta como base. Y es por ese motivo se alzaron en huelga, pues consideran que el Congreso les mintió.

— Los EPJ han dicho que terminarán la huelga si los diputados se comprometen a trabajar con su propuesta (por eso alegaban que el tema de los cuerpos retenidos era culpa de los diputados y no de ellos). La cagada es que los diputados no tenían sesión el viernes... tenían vacaciones el lunes... y feriado ayer... así que por una situación muy #Tiquicia recién hoy van a poder hacerle frente con propiedad a la bronca.

Si por la víspera se saca el día los diputados van a ceder, la huelga concluirá hoy mismo y el texto base de la reforma será el propuesto por los agremiados.

Bonus track: ¿Qué tantas diferencias hay entre el proyecto de los EPJ y el de la SUPEN? Muchas. Menciono algunas: 1. SUPEN recomienda que el cálculo de la pensión se haga sobre el 100% de los salarios recibidos mientras que los gremios piden que sea sobre los últimos 120 (actualmente son los últimos 24). 2. SUPEN pide subir la edad de retiro a los 65 años para hombres y mujeres, EPJ pide 62 para los hombres y 60 para las mujeres (actualmente es así: 62 y 60). 3. SUPEN pide un tope de 3,9 millones y EPJ de 4,7. (actualmente hay pensiones que merodean los 10 millones).

— Ok... eso fue el entremés. Pasemos a los...

2.

Elementos adicionales a tomar en cuenta

— Recuerden que la antigua presidenta del Poder Judicial, Zarela Villanueva, se jubiló meses atrás. Su retiro fue muy mediático porque a la luz de esta discusión (sostenibilidad del RPJPJ) su pensión de ₡9.800.000 pues... no se vio muy bien. Ver "Pensión de expresidenta de la Corte indigna a diputados" en CRHoy. Eso sí, tomen en cuenta que las pensiones de lujo del Poder Judicial, aunque ciertamente groseras, representan una notable minoría (se estima entre el 1% y el 2%).

Jorge Arguedas (FA) (todavía hoy) es el principal aliado de los EPJ. En abril contaba con el apoyo abierto de Sandra Piszk, Ronny Monge y Julio Rojas (PLN) quienes también defendían la idea de usar el proyecto de los EPJ. ¿El motivo? Se viene plot twist...

— Según La Nación: "quedaron obligados por un pacto que su candidato presidencial, Antonio Álvarez Desanti, había hecho con los gremios judiciales para que el único texto que se discutiera para reformar las pensiones judiciales fuera el de los gremios".

— Sí: a ese acuerdo es al que aluden hoy los agremiados del Poder Judicial. Según Adriana Orocú (la jueza que debatió con la Defensora el lunes en 7 Días) el pacto se alcanzó en la oficina de Antonio en junio del año pasado. Vistas las declaraciones de la diputada Karla Prendas el lunes (responsabiliza a los diputados oficialistas de la huelga) sí cabe inferir que el PLN es más cercano a la posición de los EPJ y que será por vía verdiblanca que la huelga encontraría su fin el día de hoy.

— Nótese que el Congreso tiene tiempo hasta el 31 de julio para resolver el tema del RPJPJ. La presión que tienen encima es... inmensa. Digamos que no es un momento muy tuanis para ser diputado.

Bonus track: ¿Qué dice Ottón Solís? Cito a La Nación: "Ottón Solís cree que deben hacerse ajustes en el cálculo de la pensión y "salir de ese absurdo de los últimos 24 mejores salarios", así como poner topes para que los excesos no se conviertan en realidad y que el Poder Judicial "abandone su convicción de que pertenece a un país petrolero". De verdad que Ottón es un personaje. Yo volvería a darle mi voto para que siguiera siendo diputado for ever a pesar de que no contestó mis preguntas de El Cementazo (por cierto: prepárense porque en palabras de la Bersuit: se viene el estashido...).

3.

Apuntes importantes

— Quienes están suscritos a la lista de correos (www.delfino.cr) recibirán en horas de la tarde la entrevista que le hice a Álvaro Ramos, superintendente de pensiones, quien defiende la propuesta de SUPEN y explica por qué es insostenible el actual modelo RPJPJ. Les comparto mi pregunta favorita, para que se den una idea.

"Voy a enlazar hechos que tengo por ciertos. Corríjame si me equivoco. A ver: todas las partes involucradas están de acuerdo en que el aporte que hace al día de hoy el empleado judicial es insuficiente para garantizarle la pensión. También están de acuerdo en que es imperativo reformar el régimen antes de que colapse. Los empleados del Poder Judicial presentaron entonces al Congreso una propuesta que reflejaba el consenso al que llegaron más de 20 organizaciones gremiales y que, según ellos aseguran, bastaba para salvar el fondo. Los diputados aprobaron trabajar con esa propuesta. Entonces ustedes envían una, con ajustes más agresivos. Los diputados decidieron ​trabajar la propuesta de la SUPEN. Los empleados de la Corte consideran que es abusiva e innecesaria y por eso se fueron a huelga. ¿Cómo defiende usted la propuesta de la SUPEN? ¿Cómo me convence de que no llevan la razón los empleados judiciales​? ¿Por qué no es viable que la propuesta gremial se use como base de discusión en el Congreso?​"

— También entrevistaré hoy a Adriana Orocú, en representación de los empleados de la Corte, que consideran innecesaria la propuesta de la SUPEN. Si quieren participar del intercambio sugiriendo preguntas pueden enviármelas a [email protected]

— El día de mañana abordaré el episodio del lunes en la Medicatura Forense, porque es digno de un cuento de García Márquez y porque no es tema menor. El final fue feliz, porque se empezaron a entregar los cuerpos, pero quedan muchas preguntas por abordar todavía en torno a la cadena de sucesos que llevaron a ese desenlace. Hay versiones encontradas y de nuevo: alguien miente. O como decía el Dr. House: todos mienten. Nos vemos mañana.