Tras recolectar 90 diarios de comida y pedalear 560 kilómetros en el primer intento (14 de junio), el ramonense Luis Rojas tomó la valiente decisión de volver a intentar el reto "Frontera a Frontera" porque en la primera ocasión debió retirarse en Buenos Aires, Puntarenas a raíz de un malestar estomacal. Rojas asumirá el reto de recorrer 670 kilómetros el próximo 12 de julio.

Fotografía: Jorge Duarte Cascante

"Bebote", como le dicen de cariño por su corpulencia, atendió a LaJornada.cr y habló sobre la motivación inicial para asumir este compromiso con la ciudadanía.

Cuando se desató esta pandemia, yo estaba compitiendo en Honduras. Me quedé atrapado varios días y empecé a ver toda la crisis humanitaria de cerca. Esto me hizo reflexionar tanto, que cuando llegué a Costa Rica, estaba convencido que debía hacer algo por los más necesitados".

Pese a retirarse en el primer recorrido, Rojas está convencido que tiene la capacidad física para hacerlo, ya que en la primera ocasión "lo mató" el malestar estomacal a falta de 110 kilómetros para terminar el reto.

El problema fue que empecé a tomar más hidratante del que debía tomar y me dio una acumulación de sales en el estómago. Se me inflamó y me empezaron a dar muchas náuseas. Estoy convencido que sin eso, puedo terminarlo".

Fotografía: Jorge Duarte Cascante

A lo largo de los 560 kilómetros, el atleta ramonense iba delante de un auto que se encargaba de recolectar los víveres que la gente salía a regalar en los diferentes cantones costarricenses. En ciertos trayectos, los ciclistas aficionados lo acompañaban por unos metros y la gente tocaba los pitos para que no claudicara. Rojas tiene la ilusión de volver a vivir el mismo ambiente.

Tenemos esta segunda parte y también tenemos la intención de organizar una tercera, de Sixaola a Peñas Blancas. La idea es hacerla el 16 de agosto y recolectar aún más víveres para las familias que más lo necesitan".

"Bebote asume esta nueva oportunidad como una revancha. Tras el primer intento, el ciclista recibió comentarios muy positivos sobre su hazaña, sin embargo, 560 kilómetros nos son suficientes para él. El atleta está ceñido en demostrar a los enfermos de COVID-19 que todo es posible y si nos disponemos a luchar, la vida siempre da una segunda oportunidad. 

Durante el reto del próximo 12 de julio, el ciclista solo contará con la ayuda de un carro (que lo acompañará y recogerá víveres) y un mecánico para asistirlo durante el trayecto. Luis tiene planeado iniciar a las 00:00 del domingo y terminar, antes que se terminen las 24 horas.

Si usted tiene una empresa o simplemente tiene la intención de donar víveres, puede contactar a Rojas a través del correo electrónico: luiroval89@gmail.com o mediante el número: 85953131.